beautiful-eyes-5249165_1920

Husky Siberiano

La raza canina Siberian Husky fue desarrollada por la tribu Chukchi, habitantes del extremo noreste de Asia.

Debido a las condiciones climáticas y a la cercanías de otras tribus no amistosas, los Chukchis necesitaban de la ayuda d

PARA EMPEZAR…

Clasificación general: Razas de perros Grande  

Peso:

Peso Máximo: 28 kg

Peso Mínimo: 15,5 kg

Clasificación según FCI: Grupo 5

HistoriaAspectoCuidados específicos

En 1909 llegaron los primeros ejemplares a Canadá.

En 1910 se anotaron tres equipos de carrera en el All Alaska Sweepstakes , un evento que cubría 408 millas desde Nome a Candle, dos de estos equipos obtuvieron premios, ocupadando el primer y segundo lugar. Esto generó un gran impulso a la raza, y durante la siguiente década la popularidad del Siberian Husky creció convirtiéndose en la gran estrella del tiro de trineo.

En 1925 la ciudad de Nome fue devastada por la difteria. Un equipo de tiro de Siberian Husky, comandado por Leonard Seppala, logró recorrer una gran distancia en busca del suero, y gracias a ellos, pudo salvarse la vida de muchos habitantes del lugar. Aún hoy, en Nome, rinden homenaje a este hombre y sus perros.

Recién en 1930 el Siberian Husky fue reconocido como raza por el American Kennel Club.

Comportamiento.

El temperamento del Siberian Husky es amistoso pero también alerta y extrovertido.

Su predilección para integrar los equipos de tiro, depende no sólo de su fuerza y adaptabilidad al clima, sino también de su carácter amistoso, dado que un perro agresivo no sirve como perro de equipo, y es por eso que el Siberian Husky es sociable, alegre y un trabajador voluntarioso.

Aspecto general

El husky siberiano es un perro de talla media, de aspecto general activo y ágil y de movimiento fácil y elegante. Su cuerpo, moderadamente compacto y bien provisto de pelo, las orejas erectas y la cola en forma de cepillo. Su movimiento es fluido y aparentemente sin esfuerzo. Es capaz de desarrollar de forma excelente su función de perro de trineo tirando durante largas distancias de una carga ligera a velocidad moderada. Las proporciones y la forma de su cuerpo reflejan este básico equilibrio de fuerza, velocidad y resistencia. Los machos son masculinos pero nunca toscos, las hembras son femeninas pero sin debilidad de estructura. En buenas condiciones, con músculos sólidos y bien desarrollados, el husky siberiano no debe tener peso superfluo.

Cabeza

Cráneo : De tamaño medio y proporcionado al cuerpo. Ligeramente redondeado en la parte más alta, se va estrechando de forma gradual desde el punto más ancho hacia los ojos.

Hocico : De longitud media. La distancia entre la punta de la trufa y el stop es igual a la distancia del stop al occipucio. El stop está bien definido y la caña nasal del stop a la punta del hocico es recta. El hocico es de anchura media y se estrecha hacia la trufa, con la punta ni aguda ni cuadrada. Labios bien pigmentados, coinciden perfectamente, los dientes coinciden en tijera.

Orejas: Tamaño medio, forma triangular, implantadas cerca una de otra y situadas altas en la cabeza. Espesas, bien provistas de pelo, un poco arqueadas en la parte posterior, decididamente erectas, con las puntas algo redondeadas y dirigidas hacia arriba.

Ojos : Rasgados, moderadamente separados y colocados algo oblicuamente. Expresión viva, pero amistosa, interesada e incluso maliciosa. Los ojos pueden ser marrones, azules, sarcos y particolor.

Trufa: Negra en perros grises, marrones muy oscuros o negros; color hígado en perros copper (rojo, cobre y marrón); pueden ser color carne en perros con manto blanco puro. Se admite la línea rosa «nariz de nieve».

Tronco

Cuello : Longitud media, arqueado y llevado orgullosamente erecto cuando el perro está inmóvil. Cuando comienza a trotar el cuello se estira y la cabeza se inclina ligeramente hacia delante.

Hombros : La escápula está bien inclinada hacia atrás y forma un angulo de 45º aproximadamente con el suelo. El brazo forma un ángulo ligeramente hacia atrás de la punta del hombro al codo, y nunca es perpendicular al suelo. Los músculos y ligamentos que unen el hombro de la caja toráxica son sólidos y desarrollados.

Tórax : Profundo y fuerte pero no demasiado ancho. El punto más bajo debe estar justo detrás y al mismo nivel del codo. Las costillas salen bien redondeadas de la columna vertebral, pero se aplanan en los lados para permitir libertad de movimiento.

Espalda : La espalda es recta y sálida, con la línea dorsal horizontal de la cruz a la grupa. Es de longitud media, ni demasiado corta ni caída por la excesiva longitud. El riñón está tenso y seco, es más estrecho que la caja toráxica, ligeramente hacia atrás. La grupa se degrada desde la espina dorsal (está ligeramente inclinada respecto a la columna vertebral), pero nunca cae tan bruscamente que limite el impulso de las patas posteriores. De perfil, la longitud del cuerpo desde la punta del hombro hasta la punta isquiática de la nalga es ligeramente superior a la altura del cuerpo del suelo al punto más alto de la cruz.

Patas Delanteras: Cuando el perro está inmóvil y visto de frente, las patas están moderadamente separadas, paralelas y rectas, con los codos pegados al cuerpo y no están vueltas ni hacia dentro ni hacia fuera. Vistos lateralmente los metacarpos están ligeramente inclinados, con una articulación metacarpiana fuerte pero flexible. La osamenta es sólida, pero nunca pesada. La longitud de la pata del codo al suelo es algo superior a la distancia del codo al punto más alto de la cruz. Los espolones de las patas anteriores pueden amputarse.

Patas Traseras: Inmóviles y vistas desde atrás las patas posteriores están moderadamente separadas y paralelas. Los muslos son musculosos y potentes, la rodilla bien angulada, la articulación del corvejón bien definida y baja en el suelo. Los espolones, si existen, deben retirarse .

Pies : De forma oval pero no alargados. Son de tamaño medio, compactos y bien provistos de pelo entre los dedos y las almohadillas plantares. Las almohadillas plantares son fuertes y gruesas. Cuando el perro está inmóvil, los pies no deben estar vueltos ni hacia dentro ni hacia fuera.

Cola: En forma de cola de zorro bien provista de pelo, implantada apenas por debajo de la línea del dorso y, cuando el perro está en alerta, normalmente se lleva alta formando una graciosa curva en forma de hoz. Cuando se lleva alta la cola no se curva ni hacia un lado ni hacia el otro del cuerpo, ni tampoco debe apoyarse plana en el dorso. Una cola abandonada, dejada caer (trailing) es normal cuando el perro trabaja o está en reposo. El pelo de la cola es de longitud media y es aproximadamente de la misma longitud en la parte superior, inferior y de lado, con el aspecto de un cepillo redondo.

Andadura: El movimiento característico es regular y aparentemente sin esfuerzo. Es ágil y ligero sobre las patas y cuando está en el ring se le debe llevar con la traílla blanda a un trote moderadamente rápido a fin de mostrar una buena extensión de las patas anteriores y un buen impulso de las posteriores. Visto al paso mientras viene hacia nosotros no realiza el single – track, sino que a medida que aumenta la velocidad las patas se inclinan gradualmente hacia dentro hasta que los pies se alinean bajo el eje longitudinal del cuerpo. Cuando las huellas convergen las patas anteriores y posteriores son llevadas rectas hacia delante con los codos y las rodillas sin volverse ni hacia dentro ni hacia fuera. Cada una de las patas anteriores se coloca en la huella de la pata anterior del mismo lado. Cuando el perro trota la línea dorsal es recta.

Manto: Doble y de longitud media, semejante a un abrigo de tupida piel, pero nunca tan largo que oculte el perfil nítido del perro. El subpelo es blando y denso y de longitud suficiente para sostener el pelo de guardia. Los pelos de guardia del manto externo son lisos y moderadamente recostados, nunca hirsutos ni rectos hacia fuera con respecto al cuerpo. Hay que subrayar que la ausencia de subpelo durante la muda es normal. Está permitido recortar los bigotes y el pelo entre los dedos y alrededor del pie para dar un aspecto lo más nítido posible. No debe permitirse recortar el manto en ninguna otra parte del perro. Ello debe ser severamente penalizado.

Color : Se admiten todos los colores, del negro al blanco puro. Es normal hallar distintas máscaras en la cabeza, incluidos muchos dibujos típicos que no se encuentran en otras razas.

Temperamento

Es amable y amistoso, pero al mismo tiempo atento y curioso. No muestra las cualidades posesivas del perro de guardia ni es excesivamente desconfiado con los extraños ni agresivo con los demás perros. En el adulto se puede hallar cierta reserva y dignidad, Su inteligencia, docilidad y disponibilidad hacen de él un compañero amable y un trabajador generoso.

Talla

Altura: Machos: de 53,5 cm a 60 cm a la cruz. Hembras: de 50,5 cm a 56 cm a la cruz.

Peso : Machos: de 20,5 kg a 28 kg. Hembras: de 15,5 kg a 23 kg.

Las características más importantes de raza son: la talla y la osamenta media, de proporciones bien equilibradas; facilidad y libertad en el movimiento; manto correcto; cabeza y orejas agradables; cola correcta; y un buen temperamento. El siberian husky nunca debe tener un aspecto pesado y tosco que recuerde a un animal que tira de grandes pesos, pero tampoco habrá de ser tan ligero y frágil que lleve a pensar en un animal concebido para carreras de velocidad. En ambos sexos debe generar la sensación de ser capaz de una gran resistencia.

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies