Articulos

Agosto ¡Qué calor! ¿cómo lo viven nuestras mascotas?

Este mes es el más caluroso de todo el año, y no somos los únicos que lo perciben así; nuestras mascotas también lo hacen y debemos cuidarlos para evitar que sean víctimas de un golpe de calor que, en los casos más severos acaba con la vida de los animales en tan sólo media hora.

Estamos ya en pleno verano y el calor, a veces, nos resulta insoportable.¿Les sucederá lo mismo a nuestras mascotas? ¿Tendrán tantos deseos como nosotros de tomarse unos días de la vida agobiante de la ciudad e irse a la playa o al campo? ¡No lo duden!

Deberíamos tener en cuenta que tanto perros como gatos son mucho más sensibles al calor que nosotros. Esto se debe a que ellos, a diferencia de nosotros, no pueden regular su temperatura corporal mediante el sudor y lo hacen de otras formas. Los perros a través del jadeo y el sudor que expulsan  por las almohadillas de los pies y los gatos, lamiéndose; la saliva que esparcen sobre su cuerpo, al evaporarse, hace que disminuya su calor corporal.

Los animales más propensos a sufrir golpes de calor son los cachorros y los ancianos, además aquellos que poseen el pelo oscuro, al absorber más fácilmente los rayos del sol y el calor, corren más peligro que aquellos de capa blanca o clara. Sin olvidarnos de aquellos animalitos que poseen el hocico chato, por ejemplo el Bulldog o el Gato Persa.

Un perro o un gato azotado por un golpe de calor suele estar quieto, sin mostrar interés en moverse; presentan la respiración agitada y las mucosas de color azulado. En muchos casos pueden sufrir temblores y vómitos además de caminar de manera rara, como tambaleándose.

Debe tenerse en cuenta que la temperatura corporal de un perro media los 39°C, por lo tanto, estar atento a un importante incremento de la temperatura es importante. Si el animal llega a tener la temperatura arriba de los 40°C, y presenta los síntomas antes descriptos, es muy probable que esté siendo víctima de un golpe de calor.

¿Cómo ayudar a su mascota con un golpe de calor?

Un golpe de calor representa un gran peligro para tu mascota, por eso es importante que ante cualquiera de estos síntomas, te pongas manos a la obra para ayudar a tu amiguito. Si no te es posible llevarlo inmediatamente al veterinario te recomiendo que intentes a través de métodos caseros de salvaguardar la situación.

En primer lugar conviene que lo lleves a un lugar fresco y apliques frío en su cabeza, ingles, axilas y cuello, de esta manera la sangre se refrescará, evitando que se le produzca un daño cerebral. Es importante que pueda ponerse bajo un chorro de agua no muy fría hasta que su temperatura baje.

Una vez que has logrado dominar la situación, que ves a tu mascota más tranquila y con una temperatura medianamente estable, te recomiendo que no olvides de llamar a un veterinario para que le haga un chequeo y así evitar posibles secuelas.

 Golpe de Calor en las mascotas

Prevenir SIEMPRE es mejor que CURAR

La mejor manera de evitarnos sustos en los días más calurosos del año es que tomemos ciertas precauciones con nuestra mascota. Que estemos atentos a la cantidad de agua que bebe, y le demos agua fresca regularmente para evitar la deshidratación; que la saquemos a pasear cuando el calor no es tan intenso tratando de que no haga mucho ejercicio y, sobre todo, que estemos pendientes de su respiración y ante cualquier síntoma actuemos con responsabilidad y efectividad.


Lo que jamás debemos hacer

Nunca dejes a tu mascota encerrada en un coche porque en lugares cerrados el calor puede ser aún más insoportable. Cuando haga calor procura dejarla en una habitación muy ventilada y abierta.

Curiosidades
¿Sabías que los gatos de pelo claro pueden sufrir quemaduras por el sol? Si tienes una mascota con estas características te recomiendo que la cuides mucho, dejándola dentro de casa o colocándole protector solar alrededor de las orejitas que es la zona más delicada.

¿Tu perro hace un rato que jadea de manera violenta y constante? No dejes pasar más tiempo, llévalo a un lugar fresco y ventilado, acércale agua y refréscalo, (puedes pasarle un paño mojado sobre la cara y sus mucosas). De esta manera puedes llegar a salvarle la vida, pues en un día de calor no sería raro que sus jadeos se debieran a un golpe de calor.

About the author

desarrollo

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies