Síndrome del gato paracaidista

  En condiciones normales cuando nuestros mininos se caen observamos que tienden a hacerlo de pie siendo  rara la vez que aterrizan de forma aparatosa.Este hecho se debe a que su sistema vestibular situado en el oído interno está muy desarrollado, logrando integrar de una manera extraordinaria la visión con el aparato vestibular.    En definitiva, poseen un sentido del equilibrio fuera de lo común.   Síndrome del gato par
GatosEn condiciones normales cuando nuestros mininos se caen observamos que tienden a hacerlo de pie siendo  rara la vez que aterrizan de forma aparatosa.

Este hecho se debe a que su sistema vestibular situado en el oído interno está muy desarrollado, logrando integrar de una manera extraordinaria la visión con el aparato vestibular. 

 

En definitiva, poseen un sentido del equilibrio fuera de lo común.

 

Síndrome del gato paracaidista 

Un síndrome es el conjunto de síntomas que caracterizan a una enfermedad.

 

Se conoce como síndrome del gato paracaidista o gato volador al conjunto de lesiones que sufren los felinos que se caen de una altura superior a siete metros o dos pisos de altura siendo aplicable también a animales que lo hacen desde una altura inferior.

 

Afecta por igual tanto a machos como a hembras y parece afectar en mayor medida a los ejemplares enteros que a los esterilizados en épocas de mayor actividad sexual.

La mayoría de gatos afectados son menores de  dos años (entre dos y doce meses) siendo las causas más probables la curiosidad, falta de experiencia y el comienzo de la actividad sexual.

 

Las lesiones presentes son tan graves que el 20% de los animales fallecen a cusa de las lesiones producidas.

Las regiones más afectadas son la cabeza y el tercio posterior  siendo la fisura del paladar duro y las cojeras las lesiones más frecuentes respectivamente.

 

Si nuestro felino sufre una caída de estas características aconsejamos llevarlo de inmediato al veterinario ya que a pesar de  no presentar ninguna lesión visible puede tener alguna costilla fracturada o bien una hemorragia abdominal. Un correcto chequeo a tiempo nos prevendrá de futuros disgustos.   

 

  

    

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies