Noticias

Semana de la Moda Canina brilló con flashes, modelos y mucho lujo

Durante siete días, Japón sirvió de escenario a la fiesta del perro en Tokio, un evento anual que le da cabida a una variada gama de empresas especializadas en vender aspiradores especiales para recoger desechos perrunos, profesores de yoga y prendas de vestir elaboradas especialmente para cáninos de todas las razas.
Hace cinco años el veterinario recomendó a los dueños de Manfred que lo cubrieran porque tenía frío, hoy el dueño de este perro sueco presentó sus últimos diseños de abrigos en la semana de la moda canina de Tokio, entre ellos una pieza de 25.000 dólares.

Manfred of Sweden es la compañía de Ann y Björn Grdsby, una de las muchas empresas que durante la última media década han aprovechado la explosión de dinero que ha inundado el mercado de servicios y accesorios para las mascotas.

COMBINADOS. Perro y modelo lucen una combinación de gorro y sobretodoUn mercado floreciente que le brinda mucho dinero y que está elevando el estatus de las mascotas domésticas hasta llegar a unos niveles inimaginables.

La fiesta del perro de fin de año de Tokio, da cabida a una variada gama de empresas que venden aspiradores especiales para recoger desechos perrunos, profesores de yoga con perro o estudios fotográficos para perros.

La vedette del show
Pero el evento que más público atrajo fue el desfile de moda canina en el que ocho empresas europeas, americanas y japonesas presentaron sus diseños con nombres como Jadore, Bad girl bad boy o Metallic Rasta Jacket.

Los modelos desfilaron acompañados de seres humanos, que actuaban como si el objeto de las cámaras fueran ellos y no los perros que llevan en brazos o atados con una correa.

A los lados de la pasarela, el público tomaba notas y sacaba fotografías, como en un desfile de ropa para humanos.

Björn Grdsby lo vio claro hace cinco años cuando abandonó el negocio de la música y aprovechando un resfriado de Manfred lanzó una empresa que hoy tiene presencia en Nueva York, Milán, Londres, París y Tokio.

"Este perro de la fotografía ha besado más chicas guapas y famosas que tú y yo juntos", afirma Björn, "y eso que yo antes me dedicaba al negocio de la música".

Este avispado empresario sueco y su mujer, que se encarga de diseñar las piezas, se han centrado en la gama alta del mercado y recientemente han lanzado una colección conjunta junto a Swarovski de abrigos de piel para perros con pedrería.

"La gente trabaja mucho y no tienen tiempo para tener hijos, por eso las personas aman a sus perros. A veces se gastan más dinero en sus mascotas que en ellas mismas", razona Björn.

Fenómeno social
Este fenómeno sociológico, el traslado a las mascotas de los recursos familiares que en otro tiempo hubieran sido de los hijos, es particularmente evidente en Japón.

En este país, con uno de los mayores índices de soledad del mundo, los accesorios y los servicios para perros son algo natural.

En Tokio, por ejemplo, en el centro comercial Midtown, el más moderno y lujoso de la ciudad, hay un salón de belleza para perros y en muchos lugares se puede alquilar por horas un perro de compañía por unos 12 euros.

Los japoneses le han puesto un perro a su vida llena de complementos, electrodomésticos y gadgets electrónicos urbanos y lo han educado con la finalidad de que el cánido lleve su ritmo de vida en una país ultramoderno.

Por ejemplo, en la fiesta del perro de Año Nuevo, profesores de yoga enseñaban a los dueños a agregar a su perro a los ejercicios, en una variante de este deporte oriental que aumenta los lazos entre dueño y mascota. La vida del perro urbano en Japón ha pasado de ser un incordio para el dueño cada vez que tiene que bajar al parque para hacer sus necesidades, a viajar en taxi para ir a la peluquería.

Consentidos de cuatro patas
La mayor parte del público que acudió a la pasarela de la Semana de la Moda Canina, que se realizó en el marco de la fiesta del perro, celebrada en una de las más importantes centros de exposiciones y ferias de la capital japonesa, se llevó consigo a su mascota consentida cargada en brazos, atada con una correa y en muchos casos, dentro de un carrito parecido a los cochecitos que transportan a los bebés como una forma de consentir a estos cuadrúpedos.

Fuente www.eltiempo.com.ve

About the author

desarrollo

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies