Requerimientos Nutricionales. Las Proteínas

En este artículo nos vamos a centrar en la importancia que tiene una dieta equilibrada en proteínas, y en sus funciones en el organismo.
Las proteínas sirven para la síntesis de los distintos tejidos del organismo y están compuestas por aminoácidos. Existen dos tipos de aminoácidos: los esenciales y los no esenciales.

En este artículo nos vamos a centrar en la importancia que tiene una dieta equilibrada en proteínas, y en las funciones que cumple en el organismo.

Las proteínas sirven para la síntesis de los distintos tejidos del organismo y están compuestas por aminoácidos. Existen dos tipos de aminoácidos: los esenciales y los no esenciales.

Las proteínas van a clasificarse, con respecto al proceso de digestión, en buenas proteínas, como son las que se encuentran en la carne, el pescado, el huevo, etc., y las proteínas malas, que se encuentran por ejemplo en los tendones, y se llaman así porque no se digieren y se eliminan con los excrementos.

El que una proteína sea bien digerida y absorbida, no significa que sea bien utilizada (metabolizada) por el organismo, porque si dicha proteína tiene alguna deficiencia en algún aminoácido esencial, va a hacer que no sea aprovechada para formar nuevas proteínas. Por todo esto se habla de valor biológico de las proteínas. El que un alimento tenga una gran cantidad de proteínas, no significa que se utilicen todas, por lo que lo más importante es la calidad de esa proteína y su composición en aminoácidos esenciales. Cuanto mayor sea el valor biológico de una proteína, mayor será su absorción y metabolización, y su mayor aprovechamiento para la nueva formación de proteínas por parte del animal.

Aunque la fuente de energía para las células es la glucosa, el organismo es capaz de utilizar los aminoácidos de las proteínas transformándolas en glucosa, y de esa forma subsanar la carencia. Pero esto tiene un problema, en dietas hiperproteícas, el consumo excesivo de proteínas va a producir durante su metabolización un aumento de amoniaco en sangre, que posteriormente será eliminado en forma de urea en la orina.

Uno de los componentes de las proteínas es el nitrógeno. El nitrógeno está presente en las heces y en la orina, por lo que se debe ingerir en la dieta la misma cantidad de nitrógeno que la que se elimina, para que haya un buen balance proteico.

La L-Carnitina, que últimamente viene incorporada en las dietas comerciales, está formada por dos aminoácidos esenciales, la metionina y la lisina, y tiene una función importante en el metabolismo de las grasas, especialmente en las células del corazón y de los músculos.

Queremos recordar por último, que un alimento por mucha proporción de proteína que lleve, no va a ser mejor, lo importante es su calidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies