Requerimientos nutricionales en la alimentación del perro

En este artículo vamos a explicar la importancia que tiene para nuestra mascota un equilibrio adecuado de los nutrientes que componen su alimentación.

En este artículo vamos a explicar la importancia que tiene para nuestra mascota un equilibrio adecuado de los nutrientes que componen su alimentación. Dichos nutrientes se pueden agrupar en dos grupos: los que producen energía y los que no.

Dentro de los que producen energía estarían las proteínas, los hidratos de carbono y las grasas; y dentro de los que no producen energía estaría el agua, las vitaminas y los minerales.

A parte de estos nutrientes principales, también se habla de otros nutrientes no menos importantes y necesarios para el animal como son los aminoácidos y los ácidos grasos esenciales.

La proporción de los distintos nutrientes va a variar según el tamaño del perro, del estado fisiológico del animal y del estado de salud, pero en cualquier caso, un buen alimento de mantenimiento tiene que proporcionar un peso óptimo del animal y favorecer un pelo y una piel sana.

Las necesidades energéticas de un perro también van a variar dependiendo de su peso, su raza, y su actividad física. De esta forma, la recomendación energética para un perro adulto sería, en kilocalorías de energía metabolizable por día, de:

Peso (Kg) Perro tranquilo Perro normal Perro nervioso
2 140 165 190
4 240 280 320
6 325 380 430
8 400 470 530
10 475 555 630
12 545 640 725
14 610 720 810
16 675 790 900
18 740 870 980
20 800 940 1060
22 860 1005 1140
24 920 1080 1220
26 980 1140 1290
28 1030 1200 1360
30 1080 1270 1440
32 1140 1330 1510
34 1190 1390 1580
36 1240 1450 1650
38 1290 1515 1720
40 1350 1575 1785
50 1590 1860 2110

Cualquier alimento que diéramos a nuestro animal debería llevar los siguientes nutrientes, en distintas y adecuadas proporciones según las necesidades: grasa, ácido linoleico, ácido araquidónico, proteína, aminoácidos esenciales y no esenciales (arginina, histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, cistina, tirosina, fenilamina, treonina, triptófano, valina, taurina), calcio, fósforo, magnesio, potasio, sodio, cloruro, hierro, cobre, yodo, zinc, manganeso, selenio, vitamina A, vitamina D, Vitamina E, colina, vitamina K, tiamina, riboflavina, piridoxina, niacina, ácido pantoténico, ácido fólico, biotina y vitamina B12. También pueden llevar otros nutrientes o eliminar algunos según las patologías a tratar.

En los próximos artículos iremos explicando la importancia de todos y cada uno de estos nutrientes en la dieta de nuestro animal de compañía.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies