Mantenimiento de la higiene del perro

El perro es limpio por naturaleza. No obstante, somos nosotros los que tenemos que preocuparnos de la higiene de nuestro perro. Ya que esta es básica para su salud y la convivencia en casa. Los puntos fundamentales son:Los ojosSus orejasLa bocaLas uñasEl peloLos ojosEstos deben limpiarse frecuentemente. Puede hacerse con un algodón mojado en agua tibia, con soluciones de ácido bórico o suero fisiológico. Mantener la cabeza del perro apoyada contra nuest
La higiene canina

El perro es limpio por naturaleza. No obstante, somos nosotros los que tenemos que preocuparnos de la higiene de nuestro perro. Ya que esta es básica para su salud y la convivencia en casa. Los puntos fundamentales son:

  • Los ojos
  • Sus orejas
  • La boca
  • Las uñas
  • El pelo

Los ojos

Estos deben limpiarse frecuentemente. Puede hacerse con un algodón mojado en agua tibia, con soluciones de ácido bórico o suero fisiológico. Mantener la cabeza del perro apoyada contra nuestro pecho puede facilitarnos el trabajo. Los ojos nunca deben estar inflamados, ni rojos y tampoco lagrimosos. Siempre debemos eliminar las legañas formadas en los extremos de los ojos.

Las orejas

El conducto auditivo externo debe estar siempre seco y aireado para prevenir la otitis. Para ello, algunas veces, en perros de orejas caídas y con pelo, se aconseja cortárselo o depilarles con mucho cuidado. Las orejas deben de limpiarse siempre que tengan exceso de cerumen. En caso de infección, si desprenden mal olor, supuran o presentan costras, consulte a su veterinario: él pondrá el tratamiento adecuado.

Para la limpieza se aplican unas gotas de aceite de parafina en el conducto auditivo. Se da un masaje en las orejas antes de que el perro se saque el aceite, sacudiéndose o arrascándose. Después, con un bastoncillo de algodón o unas toallitas especiales para el limpiado de las orejas, se limpian todos los pliegues del pabellón auricular y las impurezas del conducto auditivo. Si la limpieza se va a realizar con bastoncillos hay que tener cuidado de no introducirlos excesivamente, para no dañar en canal auricular. Siempre seria aconsejable pedirle a su veterinario, que le enseñe como hacerlo correctamente, para evitar males mayores.

La boca

Es muy conveniente mantener una buena higiene bucal para evitar el mal aliento, las infecciones de encías (gingivitis) sarro, caries y caída de piezas. Para evitar el sarro existen huesos y golosinas específicas en el mercado. También se le puede dar algún hueso de ternera o pan duro, incluso cepillarle los dientes si se deja, a lo cual hay que acostumbrarle desde cachorro. Si el sarro es abundante es necesaria una limpieza dental, que hará un veterinario.

Las uñas

Dependiendo de la actividad del perro, las uñas se desgastan mas o menos. Si es un perro sedentario, es necesario cortárselas para evitarle molestias, incluso deformaciones en los aplomos. Puede consultar con su peluquero canino o veterinario, cómo hacerlo correctamente.

El pelo

Depende mucho del tipo de raza que sea nuestro perro. El perro de pelo corto sólo necesita un cepillado esporádico semanal, para quitarle esos pelos que quedan sueltos, con el fin de darle una mayor higiene y belleza. Los de pelo largo necesitan dos o tres cepillados por semana, incluso, dependiendo del pelaje y época, uno diario, aparte de los cuidados de peluquería.

Al cepillarles, además de un agradable masaje, siempre que se haga suavemente, y la mejora del aspecto estético, podemos observar cualquier anomalía en el pelo o en la piel, y la presencia de algún tipo de parásito.

Los perros que viven en casa mudan el pelo todo el año y los de exterior en primavera y en otoño. Para bañarles, es necesario utilizar champús especial o que ellos mismos se den un chapuzón en el río o un estanque. Siempre en agua dulce, nunca en el mar si lo que se pretende es limpiar al perro. Siempre que este se bañe en agua salada será conveniente aclararle con agua dulce.

Desparasitación

Para tener un perro saludable, no podemos olvidarnos de la desparasitación, y que existen parásitos tanto internos como externos.

Los parásitos internos son las lombrices, las mas comunes las Ascárides, que son redondas, y las Tenias, que son planas.

Las Ascárides las trasmite la madre al feto si ésta no está desparasitada, o al cachorro a través de la leche, produciendo diarreas, estreñimiento y vómitos. La sustancia tóxica que liberan pueden provocar crisis de epilepsia.

Las Tenias son menos peligrosas pero más difíciles de eliminar. El perro las ingiere al intentar quitarse las pulgas, ya que las larvas de estas lombrices están en ellas. Una vez en el estómago se desarrollan.

Existen otro tipo de lombrices que se alojan en los pulmones y en el corazón (Estrónglios), y otras en los vasos sanguíneos y corazón (Filairias). Para saber de cual se trata exactamente el veterinario hará un análisis de heces y de sangre, si fuera necesario. Para prevenir, es necesario desparasitar al perro con regularidad.

Los parásitos externos, como laspulgas, piojos, garrapatas o ácaros. Cuando el perro no deja de rascarse, es casi seguro que tiene alguno de ellos. Con las garrapatas tenemos que tener un cuidado especial, ya que algunas pueden resultar muy peligrosas, pudiendo llegar a alcanzar la muerte del perro. Para mayor seguridad es conveniente vacunarles contra la piroplasmosis.

En cualquier caso, siempre que descubramos una garrapata hay que eliminarla inmediatamente, con cuidado de que no se rompa y quede la cabeza debajo de la epidermis. Siempre es mas fácil anestesiarlas con un algodón empapado de éter, esperamos un par de minutos y con unas pinzas de depilar o especiales, se retira suavemente con un movimiento giratorio.

Para todos ellos existen productos específicos que ayudan a combatirlos, como champús, aerosoles, lociones, polvos etc. Consulte con el veterinario cual es el mejor producto para su perro ya que algunos pueden producir alergias.

Para evitar los parásitos externos es imprescindible, la desinfección de la vivienda. Los suelos y los sitios que más utiliza el perro, como su rincón, su caseta, su manta, etc. si sólo desinfectamos al perro y nos olvidamos de la vivienda, será insuficiente y solo conseguiremos que se vuelvan a reinfectar.

La Vacunación

Es otro de los puntos a tratar para su mantenimiento y también para la convivencia en el núcleo familiar. Para un perro adulto, un descuido en la vacunación puede costarle la vida: No nos habrá servido de nada vacunarle religiosamente durante su juventud, ya que estos (los ancianos) son las primeras victimas del virus, al ser más vulnerables debido a que sus defensas están bajas por su avanzada edad. Por ellos se reco0mienda vacunar aún en su vejez.

La efectividad de la vacunación no es permanente, por lo que deberemos de revacunar al perro anualmente.

Tabla de vacunación y reevacuación del perro.

Edad Tipo de enfermedad a prevenir
4-6 semanas Moquillo en cachorros mal destetados
6-8 semanas Parvovirus, Moquillo, Coronavirus,
Hepatitis infecciosa canina, Parainfluenza
10-12 semanas Parvovirus, Moquillo, Coronavirus,
Hepatitis infecciosa canina, Parainfluenza
A los 3 meses Rabia
De 4 a 6 meses Leptospira, Parvovirus, Moquillo, Coronavirus,
Hepatitis infecciosa canina, Parainfluenza
De 8 a 10 meses Leptospira, Parvovirus, Moquillo, Coronavirus,
Hepatitis infecciosa canina, Parainfl
uenza
1 año o más Revacunar una vez al año contra la
rabia tetravalente

Este calendario es orientativo, y depende del medio en el que viva el animal. Según la zona, el veterinario podrá considerar el llevar un seguimiento más frecuente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies