La navidad y tu perro

El tiempo pasa volando, y de nuevo llega La Navidad, como cada año por esta época las casas, locales y calles se llenan de luces, de figuras navideñas, escuchamos villancicos, se hacen regalos, visitamos a nuestros seres queridos, etc.. También, estamos más estresados, nuestra economía en este mes se ve más afectada que el resto del año, y todo eso que trae consigo la Navidad. Queremos que estas navidades sean mejor que el pasado año, pero no mejor que el siguiente, por lo que damos unos conseji

El tiempo pasa volando, y de nuevo llega La Navidad, como cada año por esta época las casas, locales y calles se llenan de luces, de figuras navideñas, escuchamos villancicos, se hacen regalos, visitamos a nuestros seres queridos, etc..

También, estamos más estresados, nuestra economía en este mes se ve más afectada que el resto del año, y todo eso que trae consigo la Navidad. Queremos que estas navidades sean mejor que el pasado año, pero no mejor que el siguiente, por lo que damos unos consejillos para ti, y por que no, también para tu perro.

Consejos para propietarios

Lo primero que el propietario de una mascota debe tener en cuenta, es que nuestro perro a no ser que lleve mucho tiempo con nosotros y esté acostumbrado, va a notar grandes cambios de su entorno en este mes, y debemos ser conscientes de ello para llegar a entenderle.

Cuidado con el árbol.

Como cada año en casa, no puede faltar un hermoso pino para decorarlo entre toda la familia, con sus figuritas y sus luces, pero ¿te has parado a pensar en tu perro? Para él, el árbol de navidad es una gran tentación, con ese olor a pino fresco, todos esos juguetitos que cuelgan de él, las luces que se apagan y encienden….

Para el perro este típico gesto navideño, como es colocar en el salón de casa un árbol decorado, puede suponer un peligro del que no somos conscientes:

  • El perro en navidadYa sea un árbol natural o artificial, nuestro perro podría comen sus hojas, corriendo el riesgo de que estas le perforen el intestino, ya que no pueden ser digeridas por el animal. También las hojas podrían causarle daño clavándosele en la piel, o peor en el ojo.
  • El pino natural, también puede desprender una sustancia viscosa y en ocasiones tóxica, que el perro puede llegar a lamer.
  • Asegúrate de que el árbol esté bien sujeto para evitar que el perro no pueda tirarlo, en el caso de que juegue alrededor de él o salte tratando de alcanzar una bolita de esas que tanto le llaman la atención. Si esto pasase, el árbol se podría caer sobre el perro haciéndole daño, o se podría cortar con los trozos de las bolas que se han roto al caer el árbol. así que sujeta bien los adornos al árbol y no los coloques en la parte baja, ya que están más al alcance del perro.
  • Cuidado con luces y adornos. Procura no llenar excesivamente tu casa de ellos, y menos en lugares que estén al alcance de tu perro, como calcetines en la chimenea, regalos debajo del árbol, etc. Algunos perros se sienten atraídos por todo eso que antes no había en casa, y sentirá la curiosidad de averiguar como huele o como sabe, si se mueve o no, etc. Por lo que corre el riesgo de comerse alguna bolita, y si esta es de vidrio o de algún plástico fragil, le puede producir hemorragias intestinales. Seria recomendable adornar con bolas de plástico irrompible y de un tamaño grande colocdas a una buena altura para que no pueda ser ingerida, o para que la boca del perro no alcance a morderla.
    Al os enganches de las bolas son otro riesgo, al ser ganchos de metal, podrían ser tragados por el perro. Estos pueden ser sustituidos por trozos de cuerda o estambres.
    Otro importante factor de riesgo a tener en cuenta, son las luces de navidad. El perro, atraído por colores luminosos que aparecen y desaparecen, puede morder el cable y electrocutarse o quemarse. También puede enredarse en él, tirando el árbol y rompiendo las figuras, pudiéndose cortar con los trozos.
    Puede evitarlo colocando las luces solo en la parte superior del árbol y cubriendo el cable con tubo de PVC, y siempre que salgamos de casa sin el perro, desconectarlo todo.
  • Cuidado con los ruidos: En esta época se rompe la tranquilidad de las calles a causa de los petardos, que con su fuerte estallido provoca en nuestra mascota hipersensibilidad auditiva que puede causarle pánico, estrés y provocar que el perro manifieste conductas inhabituales, como miedo, huidas, agresividad, etc.
    La misma reacción puede tener nuestro perro con el ruido en casa, producido por esos parientes que vienen a visitarnos, o las noches en las que nos reunimos para celebrar la navidad todos juntos, cantando villancicos y tocando instrumentos. En estos casos lo mejor es buscar para el perro la habitación más tranquila y dejarle comida, agua y sus juguetes favoritos. También le podemos poner la televisión o música suave.
  • Cuidado con la dieta: Tendremos que mantener la alimentación que sigue nuestro perro, y no alterarla nunca, por mucha pena que nos dé tirar la comida que sobra. Por ejemplo, si la dieta del perro se basa en alimentos secos, no debemos, aunque solo sea un día, darle las sobras de nuestra comida, y al igual, si su dieta es cualquier otra.
  • Cuidados con las visitas: Si el perro no está acostumbrado a las visitas, en esta época pasará por casa gente que él desconoce, produciendo en el animal un alto estrés, a veces difícil de solucionar. Para evitar que el perro sufra situaciones de estrés y como consecuencia reacciones inesperadas, lo mejor es, como ya te hemos indicado en el caso de ruidos, buscarle una habitación en la que se encuentre a gusto, y dejarle comida y agua, ya que el acto de comer les tranquiliza.

Consejos para perros

Tienes que saber que esta época del año tus dueños se comportaran de una manera extraña, pero tú debes de mantener tu línea de buen perrito y no olvidar tus modales, te damos unos consejos para que no te pille de sorpresa.

  • Tus dueños traerán a casa un árbol y lo llenarán de bonitos adornos y brillantes luces, aunque te parezca extraño, éste es un ritual muy importante para los humanos.
  • No orines el árbol de navidad, tu dueño puede que no lo entienda y te castigue por ello. ¡Ah!, y evita beber el agua del recipiente que le sostiene.

  • Ten cuidado, no mastiques el cordón luminoso que baja del árbol y se acaba en la pared, podrías quedarte pegado, o provocar un incendio.
  • No se sabe por qué, pero en estos días todos se quieren más y se hacen regalos, y llegarán a casa con grandes cajas y numerosas bolsas, si hay paquetes debajo del árbol, aunque tengan un olor interesante o lleven tu nombre ¡No los abras! Hay que esperar a un día en concreto.
  • Tienes que entender a tus dueños y hacer uso de tu paciencia, esta época del año ablanda el corazón y es probable que se muestren más cariñosos de lo normal.
  • Puede que intenten disfrazarte de algo gracioso, sé tolerante, a ellos les gusta vernos vestidos de esa forma.
  • Verás un gran desfile de gente que no habías visto antes, por lo que tendrás que mantener tus modales más que nunca, no comiendo en la mesa, o no saltando sobre los invitados.
  • No te enfades si uno de los extraños se sienta en tu sofá, o si uno de sus cachorros humanos juega con tus juguetes, tu dueño no dejará que se lo lleve.
  • Asimismo tus dueños pueden llevarte de visitas. Aquí también tus modales son importantes.
  • Por ultimo, habrá un día que un hombre gordo y con barba blanca, vestido de rojo, entre
    en mitad de la noche por la chimenea ¡NO LO MUERDAS! Si este hombre, más conocido por Papá Noel, te d.C. una especie de roca negra con un sabor dulce, el año que entra, deberás de obedecer más a tu dueño, y en su próxima visita puede que te traiga un hermoso hueso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies