Noticias

La crisis inmobiliaria pega a las mascotas

Los refugios de todo el país han visto en los últimos meses un fuerte aumento de personas que entregan sus mascotas porque se han visto obligadas a abandonar su hogar.
Teddy espera a ser adoptado en un centro de Fairfax, en Virginia. Foto: Paul J. Richards/AFPOlvídese de la pérdida de mobiliario o los problemas de finanzas: las víctimas olvidadas de la crisis hipotecaria que sacude Estados Unidos son las mascotas hogareñas.

Los refugios de todo el país han visto en los últimos meses un fuerte aumento de personas que entregan sus mascotas porque se han visto obligadas a abandonar su hogar.

Y, peor aún, vecinos, policías y agentes inmobiliarios encuentran cada vez más mascotas abandonadas a su suerte en hogares vacíos.

“Estamos encontrando demasiados animales que han muerto de hambre”, contó Stephanie Shain, de la Human Society.

Mientras algunos se deshacen de sus mascotas en la calle, otros llegan a encerrar al animal en un armario, donde sus aullidos son difíciles de escuchar, relató.

Puede llevarle semanas a un animal morir de hambre y habitualmente se encuentran desesperadas marcas de mordidas y arañazos en puertas y ventanas.

Aunque no hay estadísticas nacionales sobre cuántos animales son abandonados o dejados en refugios, Shain indicó que han observado “picos altos” en las áreas más afectadas por una crisis inmobiliaria que no muestra señales de mejorar.

Casi dos millones de familias perdieron sus hogares debido a ejecuciones en los primeros 11 meses del año pasado, por no poder cumplir con el pago de la hipoteca, gran parte de los cuales eran préstamos “subprime” o de riesgo.

Es un incremento de 73% en relación al año anterior y representa uno de cada 63 hogares del país, según  RealtyTrac, que recaba datos hipotecarios.

Humane Society inició una campaña para ayudar a encontrar alojamiento para animales y recordar que las mascotas están mejor en un refugio que en la calle.

En un caso muy llamativo, más de 60 gatos fueron abandonados en Cincinnati el pasado mayo. Veinte de esos gatos todavía esperan un hogar permanente.

La mayoría no tiene tanta suerte. Los refugios en general están superpoblados y con escasez de fondos. Incluso animales con buenas posibilidades de adopción son a veces sacrificados para liberar espacio.

“Es bastante traumático para todos, especialmente los niños”, dijo Terri Sparks, portavoz del mayor refugio de Chicago, la Animal Welfare League.

Según Sparks, de 15 a 20 familias que perdieron su casa llegan cada semana al refugio para dejar sus mascotas, y la Policía trae dos a tres animales por semana, encontrados en hogares abandonados.
     

Fuente wwwmilenio.com

About the author

desarrollo

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies