Cuidados a la llegada del cachorro

Con la llegada del cachorro al nuevo hogar, llegan también los cuidados que debes de tener para que el cachorro y el resto de la familia viváis en plena armonía y en un ambiente saludable. Debes acondicionar la casa, como lo haríamos para un niño.El perro se lanzará sin distinción ante cualquier cosa que pueda morder. Míralo desde su posición evitando dejar nada a su alcance. Fíjate si pasa algún cable eléctrico

Con la llegada del cachorro al nuevo hogar, llegan también los cuidados que debes de tener para que el cachorro y el resto de la familia viváis en plena armonía y en un ambiente saludable. Debes acondicionar la casa, como lo haríamos para un niño.

El perro se lanzará sin distinción ante cualquier cosa que pueda morder. Míralo desde su posición evitando dejar nada a su alcance. Fíjate si pasa algún cable eléctrico por el suelo que el cachorro pueda morder, puede ser un peligro tanto para el animal y los que conviven con el.

Si además en casa tenemos niños menores de 6 años, tendrán que estar en constante vigilancia por un adulto y no dejarlos nunca solos. El cachorro es juguetón y jugará con el niño como si este fuese otro perrito, mordiéndole sin mala intención. Pero un arañazo o un mordisco, al niño le puede causar daño.

Al igual que el cachorro, los niños no conocen las necesidades ni reacciones de un perro. Jugará a meterle el dedo en la boca, tirarle de la cola, a tirarse encima de él, pudiendo obtener una reacción no deseada por parte del cachorro.

Si tienes en cuenta estos cuidados, ninguno saldrá herido.

Enseña a tus hijos como acercarse al nuevo miembro de la familia y como tienen que jugar con el. No olvides que todo esto es nuevo para el cachorro y necesita de nuestro cariño y comprensión. Déjale que se relacione y conozca a la familia y que explore la casa en la que va a vivir a partir de ahora.

¿Ya tienes nombre parra el cachorro?

Puedes empezar a llamarle por su nombre para que se vaya acostumbrando, sin usar diminutivos para no confundirle.

Debes tener preparado un lugar destinado únicamente para el cachorro, donde vaya a dormir. Con su comedero y bebedero siempre limpios y con agua fresca. Limpia y desinfecta su zona diariamente.

Solo te queda organizar a la familia para que te ayuden con los cuidados del cachorro, que te mostramos con detalle en nuestro apartado de mantenimiento.

Has conseguido que la llegada del cachorro a casa sea una etapa de lo más agradable para él y tu familia. ¡ENHORABUENA!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies