¿Cómo debo actuar si mi perro y o gato sufre una congelación?

Un perro puede a veces estar  expuesto a un largo período de frío  y sufrir un congelamiento. Los cachorros, los perros geriátricos, los perros enfermos o aquellos que están fatigados o hambrientos corren más riesgo de sufrir congelación.Además las razas de pelo corto son muy sensibles al frío, especialmente en las almohadillas y las orejas. La congelación en los perros y los gatos ocurre más frec

Un perro puede a veces estar  expuesto a un largo período de frío  y sufrir un congelamiento. Los cachorros, los perros geriátricos, los perros enfermos o aquellos que están fatigados o hambrientos corren más riesgo de sufrir congelación.Además las razas de pelo corto son muy sensibles al frío, especialmente en las almohadillas y las orejas. 

La congelación en los perros y los gatos ocurre más frecuentemente en las orejas, cola y miembros.  

En caso de congelación observaremos que la piel está pálida y brillante, frote enérgicamente la zona afectada con una toalla empapada en agua caliente y cuando se restablezca la circulación sanguínea (recupera el color) cubra la parte lesionada con una crema antibiótica. 

Si el animal sufre una congelación total, sumerja su cuerpo en agua caliente (40ºC) y luego dele a beber leche caliente. Séquelo bien y déjele reposar envuelto en mantas cerca de una fuente de calor.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies