Bolas de pelo en el estómago de nuestro gato

El hecho de lamerse, acicalarse y ponerse guapo puede llegar a complicar la salud de nuestro gato.Esta continua coquetería puede llegar a provocar que nuestro gato acumule en su aparato digestivo bolas de pelo que se compactan y que no puede expulsar, llamadas tricobezoares. Tricobezoares. ¿Cómo se forman?   Son cúmulos de pelo en el aparato digestivo del gato; al lamerse para acicalarse  el pelo muerto es ingerido en grandes cantidades que se

El hecho de lamerse, acicalarse y ponerse guapo puede llegar a complicar la salud de nuestro gato.

Esta continua coquetería puede llegar a provocar que nuestro gato acumule en su aparato digestivo bolas de pelo que se compactan y que no puede expulsar, llamadas tricobezoares.

 

Tricobezoares. ¿Cómo se forman?

 

 

 

Son cúmulos de pelo en el aparato digestivo del gato; al lamerse para acicalarse  el pelo muerto es ingerido en grandes cantidades que se acumulan formando bolas junto con el alimento y las secreciones gástricas. 

Normalmente estas bolas de pelo son eliminadas periódicamente: se regurgitan, son vomitadas  o son eliminadas con las heces. Si no son eliminadas comienzan a compactarse más y a hacerse más grandes pudiendo quedar retenidas  y provocando una obstrucción, que puede ser fatal para la vida del gato sino se diagnostica y trata con rapidez. 

La formación de bolas de pelo, se manifiesta sobre todo en las razas de pelo largo, viéndose con menor frecuencia en las de pelo corto.

  

¿Qué síntomas podemos observar en nuestro gato?

 

 

 

  Los síntomas más comunes son: 

  • Malestar general.
  • Vómitos de pelo y moco.
  • Regurgitaciones (vómitos de alimento no digerido).
  • Pérdida de apetito.
  • Arcadas.
  • Constipación.

 

  Tratamiento   

 

El mejor tratamiento existente se basa en la prevención: 

  • Una buena higiene y cepillado del animal.
  • Administración quincenal de una cucharada de aceite de oliva.
  • Una alimentación sana y equilibrada rica en fibra, facilitándole así el realizar sus deposiciones además de tener un pelo sano.
  • Evitar ambientes estresantes ya que estas situaciones aumentan la frecuencia de acicalamiento.
  • Gatos con acceso al exterior suelen ingerir hierba, provocándole el vómito, situación que le ayuda a expulsar el pelo.
  • Control de los parásitos ya que pueden provocar debilidad capilar.
  • Laxantes.
  • Tratamiento quirúrgico en casos de obstrucción (consulte su veterinario).

   

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies