Noticias

¿Animales con acento propio?

Un grupo de ganaderos británicos aseguran que las vacas tienen acentos regionales y los expertos en fonética dicen que la idea no es tan descabellada como parece. Entre los criadores de ganado que atestiguan ese hecho se encuentra Lloyd Green, del suroeste de Inglaterra, quien afirma haber sido el primero en darse cuenta de ese fenómeno y sin temer a que su argumento fuera tomado como algo descabellado, lo dio a conocer públicamente. Según Green las vacas de su

Un grupo de ganaderos británicos aseguran que las vacas tienen acentos regionales y los expertos en fonética dicen que la idea no es tan descabellada como parece. Entre los criadores de ganado que atestiguan ese hecho se encuentra Lloyd Green, del suroeste de Inglaterra, quien afirma haber sido el primero en darse cuenta de ese fenómeno y sin temer a que su argumento fuera tomado como algo descabellado, lo dio a conocer públicamente. Según Green las vacas de su hacienda hacen 'muu' con un acento de Somerset, o sea, propio de su raza.   "He hablado con otros granjeros en el grupo de West Country y han notado un desarrollo similar en sus propios rebaños", apuntó. Pero no solo los vacunos tienen la característica señalada, también hay perros, al decir del referido granjero, a los cuales es posible captarle su acento.

Dom Lane, portavoz de un grupo llamado West Country Farmhouse Cheesemakers al que pertenece Green, declaró que había contactado con John Wells, Profesor de Fonética en la Universidad College de Londres, quien declaró que percibió un fenómeno similar en los pájaros. "Encuentras distintos acentos en la forma de piar en las mismas especies en todo el país. Eso también puede suceder con las vacas", aseguró Wells.

De acuerdo con Lane, los acentos entre vacas probablemente se desarrollan del mismo modo que en los humanos, y son el resultado de pasar tiempo con granjeros que tienen diferentes acentos. Aparentemente la mayor influencia en los acentos es por grupos, declaró y a continuación puntualizó que los rebaños son comunidades bastante unidas y no tienden a abandonar el área.

No obstante, consideró que se necesitaban investigaciones más científicas.
Y para cerrar lo que hasta ahora es una teoría anecdótica, esta redactora agrega que su abuelo, a quien no le dio tiempo de conocer la Internet, decía lo mismo. Es verdad que no tenía un gran rebaño, pero sí algunas vacas gordas, gallinas, patos, gansos, cerdos y un par de caballos bastante lentos.

La familia asumía las historias del abuelo como una extravagancia, pero cuando escuchaba un ''muú'' anunciaba sin inmutarse: Clavelina me está llamando. Debe ser cierto que el afecto entre el criador y sus animales no puede quedar en el vacío, de ahí que surjan estas conjeturas que resultan sumamente curiosas.

Fuente www.rcm.cu
 

About the author

desarrollo

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies