Home / Noticias / Travesía con Perros de Tiro de los Monegros

Travesía con Perros de Tiro de los Monegros

Un treintena de participantes disputaron la Travesía con Perros de Tiro de los Monegros En la categoría reina el mejor de la prueba fue el bilbilitano Pablo Latorre.

noticias perrosEl desierto de Los Monegros se trasladó en el Puente de la Inmaculada a principios del siglo XX. Por aquel entonces, en las Montañas Rocosas los colonos franceses utilizaban trineos tirados por perros para el transporte de personas y mercancías. Los tiempos han cambiado, pero el mismo espíritu aventurero han sentido la treintena de participantes de la Travesía con Perros de Tiro de los Monegros. "El terreno de esta competición es ideal. Un territorio deshabitado, con muchas distancias entre pueblo y pueblo y largas etapas de más de 25 kilómetros", indica José Manuel Orós, uno de los responsables de la carrera.

La competición la impulsó Spirit Nordic hace 18 años. En el 2001 cogió el testigo el Club Mushing Monegros, cuya sede se encuentra en Perdiguera. Ya ha alcanzado su madurez. Este año contó con cinco etapas que sumaron un total de 115 kilómetros. Fue una dura carrera para los perros con una distancia de tres maratones. Partió con una etapa nocturna de Huesca y discurrió por las localidades monegrinas de Almudévar, Tardienta, Torralba de Aragón y Lecineña. Se disputaron cuatro modalidades: bici de uno a tres perros de tiros; kart de tres a seis perros; kart de seis a doce perros y canicross de uno a dos perros.

 

Participación

"Este año hemos tenido una participación menor a la de otros cursos. Eso creo que es debido a las malas temperaturas que tenemos para entrenarnos en otoño. Necesitamos frío para que los perros puedan hacer ejercicio y la temperatura ha sido elevada", dice José Manuel Orós. Sin embargo, lo participantes tuvieron suerte con la climatología en la que se desarrolló la travesía. "Llovió lo justito para que refrescara y que no se embarrara el camino. El piso estaba muy blando y eso les viene muy bien a los plantares de los canes. Por otro lado, la temperatura era fresca, ideal para correr". Tampoco sopló el temido cierzo. "Con viento los perros se deshidratan mucho al jadear y por esto pierden mucha agua", dice.

Orós considera que la etapa más dura era la cuarta, que unía Torralba con Leciñena. "Era la más larga con 25 kilómetros y tenían que hacer un desnivel de 300 metros. Pero los perros tuvieron más problemas en la segunda etapa. El piso estaba un poco peor, con caminos en desuso por los que apenas pasan tractores y coches. Tenía piedras sueltas y les costaba más correr", apunta Orós.

La categoría reina cuenta con un kart tirado hasta por doce perros. "Ganó Pablo Latorre, que es de Torrijo de la Cañada, cerca de Calatayud. Con más perros es más complicado correr. A veces se enredan; pueden tener más lesiones en las patas; el deportista está más lejos del perro-guía, que es el que marca el ritmo e indica por donde hay que ir", apunta Orós. En la categoría absoluta (bici con perros) ganó Ibán Angulo; en kart entre 3 y 6 perros Javier Alemano y en canicross Olivia Guerrero.

 

Fuente http://www.elperiodicodearagon.com

Responder

Tu dirección de correo no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

*

Traducir »