Home / Noticias / Tráfico de animales ‘exóticos’

Tráfico de animales ‘exóticos’

Aunque a plena luz se comercializan de manera ilegal especies protegidas, la Semarnac no actúa ‘porque no hay denuncias’

Tener en casa como mascota un animal exótico nos convierte en cómplices del tráfico de animales, delito ambiental que se ubica en el tercer lugar dentro del mercado negro más exitoso, por debajo del tráfico de drogas y armas, sin embargo, en Coahuila no es castigado, al menos en Monclova no hay aseguramientos de especies, clausuras de tiendas de mascotas, mucho menos personas detenidas.

De acuerdo a los expertos, el tráfico ilegal de animales silvestres es el tercer negocio más lucrativo en el mundo. Aquí, en el centro de Coahuila hasta los “pulgueros” comercializan algunos animales enmarcados por la Semarnac dentro de la norma 059, sin que nadie les exija demostrar la legal procedencia, es decir, permisos de importación o adquirirlos en lugares autorizados, como las tortugas e iguanas.

Así lo informó el biólogo Mario Castro Ríos, director de Ecología del Municipio de Ciudad Frontera, quien afirmó que cientos de pitones, tortugas y un sinfín de reptiles y aves silvestres y exóticas han sido forzados a cambiar su hábitat natural por la gran urbe.

En su mayoría —dijo— llegan a los hogares de manera ilegal al obtenerlos las personas en el mercado negro corriendo un riesgo sanitario ya que muchas de las veces son animales fuera de control, lo que no garantiza que estén libres de parásitos y enfermos.

 

Noticias de animales exóticos

 

Sin denuncia no hay castigo: Profepa

En la Región Centro del estado, que abarca Monclova, Ciudad Frontera, San Buenaventura, Castaños y Sabinas, existen en el padrón de Profepa 10 tiendas de animales, entre éstas el negocio denominado “Mascotas”, donde se vende una gran variedad de especies, algunas de ellas establecidas en la norma 059, pero como no hay denuncias ciudadanas, no se actúa.

Jesús Eduardo Carranza, coordinador regional de Profepa, informó que en todo caso, si se presenta una denuncia contra algún establecimiento “es cuestión de ir a inspeccionar”.

Reveló que algunas de las especies que no deben ser comercializadas por estar en peligro de extinción son los osos, zorrillos, tortugas de mar y tortugas de tierra a menos que porten un permiso dentro de la Ley de Vida Silvestre.

El coordinador regional de Profepa, Jesús Eduardo Carranza, informó que la Ley contempla cárcel tras una averiguación de la PGR, ya que éste es un delito federal por que es delito ambiental que se paga con cárcel y multas administrativas que van desde los 20 a 20 mil días de salario mínimo del Distrito Federal, dependiendo de la gravedad del delito.

“Las inspecciones debemos hacerlas cuando menos una vez al año y depende de lo que se detecte ahí al momento, y si son infracciones que están dentro de la norma Semarnac 059 se les solicita que adjudiquen la legal procedencia, que vengan los animales de un lugar autorizado o un criadero”, dijo.

Dicha norma establece ejemplares de flora y fauna de vida silvestre, como aves, mamíferos, reptiles plantas, los que tienen que venir de un lugar autorizado, un criadero o lugar que manejen el aprovechamiento que esté en México o que vengan de otro país pero con permisos de importación.

Las especies que se pueden estar vendiendo en forma ilegal en Monclova son las iguanas, víboras, pitones, coyotes, mapaches y otros que son de vida silvestre.

“Aquí sería cuestión de hacer visitas de inspección a las tiendas de mascota y si no tienen documentación se levanta el acta y podemos asegurar los animales o clausurar de manera definitivamente”, indicó el coordinador regional de Profepa.

Señaló que es el Estado a través de Semarnac, el normativo que expide autorizaciones, licencias y permisos para la venta de animales y la vigilancia es responsabilidad de Profepa, quien vigila en coordinación con la Policía Estatal, sobre todo en áreas rurales.

“Como área técnica hacemos el levantamiento del acta, y si hay irregularidad se canaliza a Saltillo, al departamento jurídico, y se le notifica al infractor que hay un procedimiento administrativo en su contra y se le enlistan las irregularidades y se le da facilidades para que se defienda”, dijo.

En el caso de vida silvestre, si no tiene la documentaron a la mano se le da un plazo para que lo demuestre porque puede ser que la tenga extraviada o no esté en el negocio, de acuerdo al plan piloto que desde hace tres años implementaron —dijo— tres estados: Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

Ganancias millonarias a nivel mundial.

El biólogo Mario Castro Ríos, director de Ecología de Ciudad Frontera, dijo que si se va a adquirir un animal exótico es necesario que las personas se aseguren que provenga de una fuente legal y de aprovechamiento sostenible como criaderos autorizados.

Apuntó que “de acuerdo con la Convención Internacional sobre el Comercio de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, este tipo de negocio genera ganancias a nivel mundial por 25 mil millones de dólares al año, equivalente a 274 mil millones de pesos”.

Informó que México es uno de los principales focos de atención de traficantes de especies por su biodiversidad, ya que es uno de los cinco países que poseen la mayor diversidad biológica del planeta y el segundo país en tipos de ecosistemas.

 

Fuente  www.vanguardia.com.mx

Responder

Tu dirección de correo no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

*

Traducir »