Home / Noticias / ‘Spa’ vacacional para animales y plantas

‘Spa’ vacacional para animales y plantas

El Aula de Naturaleza de Pozuelo acoge a ‘plantas estresadas’ durante el verano.
Van proliferando en España los ‘resorts todo-incluido’ para perros y gatos

Para muchos, la escapada vacacional de agosto significa descanso y relax lejos de casa. Una huida voluntaria y temporal que, quien puede, se permite con el fin de reparar cuerpo y espíritu. El género humano se inventó el mes de agosto, pero éste también llega al resto del reino animal y al vegetal. Para los más empáticos con sus congéneres vivos van surgiendo tímidamente iniciativas para el cuidado y relajación veraniegos dedicadas a mascotas y plantas.

Ver Video 

 

Las últimas siempre lo han tenido algo más difícil para aplicarse aquello de la ‘escapada veraniega’ por iniciativa propia. Así que Pozuelo de Alarcón abre este mes su Aula de Naturaleza para convertirla en un particular sanatorio-spa para plantas caseras.

"Atendemos a plantas enfermas o aquellas que se quedan en verano para que no se sequen", señala Antonio Cano, responsable del centro, que acoge ya a más de dos centenares de ejemplares. Esto no es una guardería. Es un verdadero centro de atención a la ciudadanía vegetal, que pasa las vacaciones bajo una lona que le permite tomar el sol sin quemarse, recibir su dosis de alimento pertinente y, si se da el caso, el tratamiento específico para su enfermedad.

"Las plantas también sufren estrés", señala Antonio, "estrés hídrico, en la mayoría de los casos". Aquí se las somete a recuperación desde su ingreso, el cual es gratuito. Una ficha identifica a cada ejemplar. "Se hace un diagnóstico previo", apunta mientras enfoca un microscopio conectado a un monitor de TV. "Aquí se puede ver la afección de la planta, porque se trata de que quien nos la trae también aprenda".

Los tratamientos aplicados aquí procuran ser ecológicos, no venden ningún tipo de producto. "De hecho intentamos que la gente conozca algunos trucos caseros para evitar enfermedades o plagas". El centro también asesora para la compra de especies adaptadas a nuestro clima, jardín y hogar. De hecho "no tenemos por qué renunciar al césped; contamos con una especie que resiste la sequía y que nadie duda que es bello y útil".

Clientela vegetal con y sin caché

Vacaciones para perros y gatosLa mayoría de los ‘clientes’ de este balneario vegetal carecen de una posición económica elevada. Son plantas baratas en el mercado "pero con gran valor emocional para sus dueños". Eso sí, también las hay caras y delicadas. Los bonsáis requieren un mimo especial que no siempre reciben en casa. Su particular manicura en forma de poda. Una alimentación equilibrada a base de abonos específicos. Hidratación y masaje leve, sin corrientes de aire…

Sibaritas que, en ocasiones, se quedan a vivir en el centro, "puesto que cada vez que su dueño se lo lleva de vuelta al hogar, se estropeaba", indica Antonio mientras apunta a un exótico ciprés de los pantanos en miniatura.

Carmen es una de las usuarias asiduas. "Lo último que he traído es un bonsái y una orquídea, que se me estaban estropeando; aquí las han recuperado… y de vuelta a casa". Ella viene con frecuencia y colabora con ellos porque ese pequeño vergel tiene su encanto. De todas formas, cualquier usuario puede fotografiar a sus plantas y remitir por correo electrónico la imagen de la dolencia para recibir un telediagnóstico.

Mascotas en un ‘todo incluido’

Más experiencia en el sector tienen las empresas dedicadas a la terapia vacacional para perros y gatos. En Estados Unidos y Japón, fanáticos de las mascotas, fueron pioneros en el desarrollo de estos centros de lujo volcados en el cuidado de felinos y cánidos.

Con el pomposo nombre de ‘Dog Petit Resort Tsunayosi’, en Tokio se eleva uno de los mayores centros de vacaciones todo-incluido del mundo animal. Cuenta con piscinas de natación, circuito termal y restaurante. A disposición de su cuadrúpeda clientela, zapatillas, quimonos, cojines multicolores de atractivos aromas e incluso combinaciones dotadas de una bolsita para recoger sus excrementos.

Sin llegar a esos extremos, en España centros como Mascohotel, en la sierra de Madrid, se encargan del cuidado, sobre todo en estos meses, de perros y gatos. M.ª de los Ángeles y Luis son sus responsables. "Llevamos tres meses llenos", aseguran. En total 38 habitaciones para perros y 6 para gatos. "Suelen ser animales de piso, muy mimados por sus dueños". Allí pasan su periodo vacacional, que se prolonga normalmente en estancias de 15 días. No hay jaulas propiamente dichas, sino salas individuales y colectivas. Por supuesto hay zona de juegos, gimnasio y balneario.

Chillout para perros

Noticias perrosAunque lo más llamativo de este centro es el salón de masajes. Una profesional se encarga de tocar los puntos claves para el confort del animal, en una habitación a media luz e inundada por músicas relajantes. "Llevamos 20 años trabajando con perros, la experiencia más algunos estudios publicados en Estados Unidos nos han servido para programar una línea de música específica que sabemos que relaja a los perros".

En paralelo, para los dueños a los que les cuesta más separarse de su mascota hay un servicio de videovigilancia por webcam al que conectarse por algo más de un euro al día, desde cualquier dispositivo con acceso a Internet.

¿Depresión postvacacional? "Sí, por supuesto", afirma Luis. "Hay infinidad de casos en los que los animales no se quieren volver a casa". Como los humanos. Este ‘todo-incluido’ engancha y "se han dado casos de llevar de vuelta el perro a su dueño y que el animal se diese media vuelta". Por fortuna, no es lo habitual, aunque los cánidos desarrollen alguna forma de nostalgia perruna, "vuelven a los brazos de sus dueños más relajados, repuestos". Como los humanos.

 

Fuente www.elmundo.es

Responder

Tu dirección de correo no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

*

Traducir »