Home / Noticias / Perros con olfato policial

Perros con olfato policial

Agentes de Policía Local siguen un curso de adiestramiento de perros policía y sueñan con recuperar el grupo de guías caninos

Dolores Suárez es agente de la Policía Local. Forma parte de un grupo operativo del 092 y su trabajo consiste en patearse las calles. Por la rotación del servicio, el jueves le tocaba descansar, pero no le importó dedicar esa mañana al aprendizaje de técnicas básicas en el adiestramiento de perros policiales.

Esta agente sabe que la lucha especializada contra el narcotráfico recae en los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, pero eso no le impidió apuntarse a un curso que intenta aportar nuevas motivaciones a un colectivo que necesita avanzar al ritmo de la sociedad.

Tal vez por eso los agentes de la Policía Local inscritos en este curso promovido por ellos mismos siguieron con atención las explicaciones de Juan Miguel Tadeo, que es miembro de la Unidad Canina del Cuerpo Nacional de Policía en Badajoz. «En principio se trata de ofrecer técnicas de adiestramiento básico en la búsqueda de droga, pero también vamos a trabajar la búsqueda de personas».

En las tres sesiones que dura el curso es complicado que los agentes de la Policía Local consigan grandes avances con sus perros, pero al menos sí se aproximarán a una realidad que les preocupa como agentes. «Lo que nosotros pretendemos es formarnos en un apartado más sobre el que tenemos funciones», aclaró Dolores Suárez.

Esta policía tiene claro que los verdaderos expertos en materia de droga son los agentes de la Policía Nacional, pero también es consciente de que hay ciudades españolas en las que la Policía Local tiene unidades caninas propias. «La propia Policía Local de Badajoz tuvo un grupo hace años y sabemos que funcionan secciones de este tipo en Madrid, Móstoles, Sevilla, Tenerife o Mallorca. ¿Quién sabe si en el futuro también la habrá en Badajoz?».

Práctica

Todos los participantes asumen que la creación de esa unidad canina resulta ahora un sueño inalcanzable, pero estos días han disfrutado viendo trabajar a Falco, el pastor belga propiedad de Juan Miguel Tadeo. «Con estas tres sesiones intento iniciar a los agentes en la búsqueda y para eso utilizamos juguetes», afirmó el monitor.

Esther Tienza, policía local en Badajoz, reconocía que algunas de las técnicas de adiestramiento le causaron cierta sorpresa. «Lo que más me ha llamado la atención es descubrir que el perro tiene que vivir el adiestramiento como un juego. Yo estaría dispuesta a entrenar a mis dos perros para que aprendieran estas técnicas».

También Emilio Gudiño, compañero de Esther, valoró la utilidad de esta formación complementaria. «Nunca se sabe cómo pueden evolucionar las cosas, igual en el futuro se plantean crear una unidad canina».

Continuidad

De momento, los diez agentes que han participado en el curso se conforman con avanzar en el adiestramiento de sus perros y se han propuesto seguir reuniéndose con cierta periodicidad. «Mi perra aún es chica pero a mí no me importaría ponerla a disposición de la Policía», concluyó Dolores Suárez.

 

Fuente http://www.hoy.es/20090119/badajoz/perros-olfato-policial-20090119.html

Responder

Tu dirección de correo no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

*

Traducir »