Home / Noticias / Pablo Hernández: ‘El perro tiene una virtud: se deja educar’

Pablo Hernández: ‘El perro tiene una virtud: se deja educar’

Veterinario y etólogo clínico, hablará en el Foro La Región sobre la prevención de conductas en los animales domésticos

Pablo Hernández, veterinario y etólogo clínico, hablará mañana sobre la prevención de conductas no deseadas en perros y gatos, en el Foro La Región.

— OAS_AD(‘x02’); //–> window.google_render_ad();Usted es veterinario y ,además, experto en etología clínica. ¿En qué consiste esta disciplina?

Fundamentalmente se basa en corregir los problemas de algunos animales, como perros, gatos, o incluso caballos; aunque lo más común es, en efecto, en los perros. Ellos, como las personas, tienen problemas de ansiedad, padecen miedos o perciben fobias, e igual que nosotros su aparición y diagnóstico se originan en los primeros años de su vida, en su infancia.

¿Qué recursos o métodos les enseña usted?

Tanto en perros como en gatos esta disciplina ha crecido mucho en los últimos años. En concreto, podemos hablar de tres métodos principales: primero la medicación, que ayuda al animal, o el uso del bozal; después estarían las terapias a través de un tratamiento de feromonas que, aunque su cuerpo las produce, nosotros se las proporcionamos (cuando tiene estrés por un cambio de domicilio, por ejemplo); y por último, el fundamental, por medio de una combinación entre adiestramiento y modificación de conducta.

En España, ¿existe algún centro especializado que se dedica a lo que usted hace?

Por lo general, somos veterinarios individuales en nuestras consultas, aunque conviene recordar que no es lo mismo un etólogo que un educador. De todos modos, en alguna universidad de veterinaria -estoy pensando en la de Barcelona, Zaragoza y Lugo- sí hay profesores que explican a los alumnos esta disciplina. Mi consulta la formamos dos veterinarios y dos educadores.

En este sentido, ¿cúal es el comportamiento de un perro, se ‘deja’ educar?

Sí, sí, por lo general podemos conseguir de ellos muchas cosas. Lo cierto es que un perro sí se deja educar y ésta es su principal virtud. El problema surge cuando el dueño tiene dificultades para conseguir lo mejor del animal, y ahí es donde entramos nosotros. Pero además de esto, no podemos olvidar que un perro, sobre todo, está dispuesto a cambiar. Otras cualidades serían, cómo no, y como tantas veces escuchamos, las de fidelidad o la compañía que nos pueden dar.

¿Y es verdad también eso que se cuenta que los perros se parecen a sus dueños?

Por mi propia experiencia y por lo que veo todos los días en la consulta donde acuden perros y dueños, la verdad es que en algunos casos esto es cierto y en otros no; todo depende, claro, del dueño y del perro.

Desde un punto de vista histórico, ¿cuándo surge la domesticación?

Existe un debate bastante grande al respecto entre los arqueólogos y especialistas, además depende del yacimiento arqueológico al que nos refiramos y de los restos encontrados. Aunque, por lo general, se suelen situar esos primeros vestigios de domesticación hace 14.000 o 15.000 años. Podemos hablar de ciertas zonas de África y en China.

 

 

Fuente http://www.laregion.es/

Responder

Tu dirección de correo no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

*

Traducir »