Home / Noticias / Multados con 3.000 euros por pasear perros peligrosos sin bozal ni papeles

Multados con 3.000 euros por pasear perros peligrosos sin bozal ni papeles

Multados con 3.000 euros por pasear perros peligrosos sin bozal ni papeles.
El Ayuntamiento de Málaga impone 35 sanciones por este motivo · Medio Ambiente abre varios expedientes por malas condiciones higiénico-sanitarias de viviendas, que pueden suponer 15.000 euros

Tener un perro de los considerados potencialmente peligrosos le está saliendo caro a más de un vecino en Málaga capital. Una muestra de ello se ha podido observar estos días en las páginas del Boletín Oficial de la Provincia (BOP), en el que aparecen algunas de las multas que el área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de la capital ha impuesto a varios propietarios de este tipo de animales y que, en alguno de los casos, alcanzan los 3.000 euros. El motivo no es otro que el comportamiento negligente o irregular por parte de los dueños, que pasean los canes sin las medidas de seguridad oportunas o sin disponer de la licencia exigida. Y es que en estos casos es aplicable la frase de que "el bozal sale más caro que el perro".

Los datos aportados a este periódico por la concejala de Medio Ambiente del Consistorio, Araceli González, cifran en 35 las sanciones impuestas por este motivo en lo que llevamos de año, mientras el número de expedientes abiertos ha sido de 44. El control de las administraciones a este tipo canes, entre los que se incluyen los pitbull terrier, los rottweiler o los dogos argentinos, entre otros, ha crecido en los últimos años tras ser protagonistas de feroces agresiones a seres humanos, en algunas situaciones, llegando a causarles la muerte. A ello se suma el peso que tiene desde el pasado mes de abril el nuevo decreto aprobado por la Junta de Andalucía para controlar la tenencia de animales peligrosos y que estipula sanciones de hasta 115.000 euros.

En Málaga capital, según la edil del PP, son los agentes de la Policía Local los que de manera habitual denuncian a los propietarios irresponsables, dando parte de las mismas a los técnicos de Medio Ambiente, que son los que posteriormente analizan cada caso y estipulan la gravedad de la infracción.

La edición del BOP del pasado martes incluía hasta nueve sanciones impuestas por el Consistorio, todas ellas motivadas por el hecho de que los dueños no tienen licencia para poseer uno de estos animales, no llevaban bozal o carecían del microchip de control que es obligatorio. Uno de estos casos es el de G. V., a la que se le impone una multa de 3.357 euros por llevar un perro potencialmente peligroso "suelto, sin bozal, sin identificación con microchip y sin licencia". Esta acumulación de infracciones supone el póker de lo que no se puede hacer con un can de estas características. Llevarlo sin licencia y sin identificación conlleva el pago de 2.705 euros, que es justo lo que le ha sucedido a J. C. P., por ejemplo.

Cualquier ciudadano que quiera poseer un perro potencialmente peligroso o que vaya a pasear de manera ocasional uno de ellos deberá disponer de una licencia específica, cuya validez es por cinco años. Junto a esta autorización, la nueva normativa obliga a que todos estos animales estén controlados mediante microchip, al tiempo que exige a los propietarios a suscribir un seguro de responsabilidad civil para cubrir los posibles daños personales que puedan producir por una cobertura no inferior a 175.000 euros por siniestro. El decreto prohíbe, además, el adiestramiento de estas razas para el ataque, guarda o defensa de sus dueños o cualquier entrenamiento que aumente su agresividad, fijando sanciones que oscilan entre los 2.400 y los 15.025 euros.

Pero llevar un perro de manera inadecuada no es el único motivo que puede acarrear una multa de envergadura. En la misma edición del BOP, el departamento municipal informaba del inicio del expedientes sancionadores a tres ciudadanos por "las deficientes condiciones higiénico-sanitarias existentes en la vivienda", asunto que puede concluir con la imposición de una multa de entre 3.005 y 15.025 euros. En uno de estos casos, el de A. M. F., la razón del mal estado de su casa han sido las palomas que, al parecer, entran en la misma, mientras que en otro, que implica a J. I. D., las deficiencias se producen por la presencia de ratas.

 

Fuente http://www.malagahoy.es

Responder

Tu dirección de correo no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

*

Traducir »