Home / Noticias / Los perros guía también quieren ir en taxi

Los perros guía también quieren ir en taxi

La Once y la Asociación Balear de Eurotaxis presentan una campaña para promover su acceso al transporte público

noticias de perrosLos perros guía también quieren ir en taxi o cualquier transporte público pero no siempre lo tienen fácil pues sus dueños, los ciegos, todavía se encuentran en algunos casos reticencias, se les niega la entrada, lo que consideran una forma de discriminación.
Para evitar estas situaciones, la Once, el ayuntamiento de Palma y la Asociación Balear de Eurotaxis, que agrupa a los 48 taxis adaptados para invidentes que hay en Palma, pusieron ayer en marcha una campaña, que se aplicará a nivel nacional, consistente en el reparto de 70.000 folletos con el lema "Ábreme tus puertas" entre este colectivo para informarles de que la normativa actual permite el acceso de estos animales a cualquier lugar público, incluidos los taxis.

Mariola Porrero y Mari Carmen Soler pertenecen a la fundación Once y aprovechando que se celebra la semana europea de la mobilidad sostenible hasta el próximo 22 de septiembre y ayer era el Día del transporte público explicaron su experiencia personal. Porrero va acompañada desde hace siete años con su perro guía "Celes" y es ciega desde los 14 años de edad. Algunas veces se ha encontrado con la negativa de algún taxista y ella le ha intentado explicar que no causaría ningún daño a su coche. Ella es de Valencia y viaja a menudo en avión. Su perro se pone agazapado debajo de su asiento sin causar ningún problema, según relata ella misma.

En Balears hay diez usuarios de estos perros guía porque tienen que pasar por una serie de pruebas médicas y psicológicas que determinen que están capacitados para llevar consigo a estos animales, que tal como los describe Porrero, "son nuestros propios ojos". En la plaza España "Celes" montó ayer en uno de los taxis adaptados para discapacitados junto a su dueña, quien recordó que la ley 5/99 de 31 de marzo regula la presencia de este tipo de canes en los lugares públicos. Antes de tener a su compañero, Porrero iba con bastón. Reconoce que se ha encontrado con más problemas de los que hubiese deseado. "La gran mayoría lo entiende pero a otros les tienes que explicar que existe una legislación que deben cumplir", señala.

Mari Carmen Soler todavía no tiene perro guía pero lo solicitó hace tres años. Ella conoce el caso de tres personas que decidieron presentar una denuncia tras negarles el paso con su guía aunque señala que no es el camino sino que el objetivo debe ser dar información a la gente. Antonio Mangiova, presidente de la Asociación Balear de Eurotaxis, les prestó uno de sus vehículos para dar ejemplo y de paso mentalizar al resto de profesionales del sector de que es legal y necesario el acceso de perros guía. Afirma que la gran mayoría lo entiende aunque siempre hay alguna excepción.
La construcción de viviendas de lujo parece que no está en decadencia en Palma. Es suficiente con darse una vuelta por el Puig de Sant Pere. En la calle Costa de Santa Creu, junto a la iglesia y sobre el café "Can Toni" han puesto un gran cartel anunciando una próxima promoción. Cerca de allí, en la plaza Porta de Santa Catalina, han rehabilitado varios edificios que también se venden bajo el lema de que sólo son aptos para bolsillos muy llenos en época de crisis.

Desde que el ayuntamiento de Palma anunció la semana pasada que la nueva ordenanza municipal, que regulará la instalación y funcionamiento de las antenas de telefonía móvil en la ciudad, no permitirá su ubicación a menos de 200 metros de los colegios, muchos vecinos han empezado a analizar la situación en sus barrios como es el caso de es Pil·larí. Cerca del centro escolar público de esta población hay una de esas estructuras, que incumple la distancia permitida, lo que preocupa a los residentes.

Los alumnos y profesores de los colegios Camilo José Cela, Joan Miró y el instituto Antoni Maura del polígon de Llevant han empezado las clases sin el parque y zona verde de la avenida Mèxic que dejaron cuando terminaron el pasado curso escolar en el mes de junio. Durante este verano las máquinas excavadoras ocuparon este espacio, que es urbanizable por la construcción del Palau de Congresos. Los profesores y vecinos, que formaron la plataforma "Salvem la Avenida Mèxic", han decidido disolverla después de que meses atrás los responsables de Cort les asegurasen que lo que ellos consideraban un espacio público ya sólo estaba destinado a la construcción de viviendas.

 

Fuente http://www.diariodemallorca.es 

Responder

Tu dirección de correo no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

*

Traducir »