Home / Noticias / Los humanos han influido en los colores que presentan los animales domésticos

Los humanos han influido en los colores que presentan los animales domésticos

Los animales domésticos presentan una diversidad de colores en sus pelajes y pieles que contrasta con la uniformidad del color de los animales salvajes. Un nuevo estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Uppsala ha revelado que este fenómeno se debe a que los humanos han influido activamente en el color de los animales domésticos.

Los animales domésticos presentan una diversidad de colores en sus pelajes y pieles que contrasta con la uniformidad del color de los animales salvajes. Un nuevo estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Uppsala ha revelado que este fenómeno se debe a que los humanos han influido activamente en el color de los animales domésticos.

Pero, ¿cómo? Según explican los científicos, los resultados de su investigación establecen que la principal razón del cambio de colores es la selección intencionada de los animales llevada a cabo por los humanos a lo largo de miles de años.

El estudio del gen MC1R en cerdos domésticos y en cerdos salvajes o jabalíes demostró que cualquier alteración de este gen que pudiera afectar a la proteína responsable de la coloración de los jabalíes es eliminada rápidamente, para evitar que estos animales pierdan su capacidad de camuflaje. En el caso de los cerdos domésticos, por el contrario, la presión por camuflarse no es tan fuerte, por lo que los cambios genéticos que afectan a los colores de sus pieles no son reprimidos.

Así, entre estos animales, pueden aparecer una gran variedad de colores. Este fenómeno no es reciente, explican los científicos, pues ya se sabía que a los mesopotámicos, hace 5.000 años, les gustaban las mascotas de colores. A los granjeros, además, les ha resultado desde siempre más fácil controlar a un ganado de colores diversos, y que no se camufla.

Los científicos señalan que el estudio demuestra la velocidad a la que una proteína puede cambiar como adaptación a una fuerte presión selectiva y cómo, a través de ésta, los humanos han “generado” mutaciones genéticas en sus mascotas.

 

Fuente http://www.tendencias21.net/index.php?action=breve&id_article=1187726

Responder

Tu dirección de correo no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

*

Traducir »