Home / Noticias / Localizados unos fósiles de los animales más viejos de la Tierra

Localizados unos fósiles de los animales más viejos de la Tierra

Los restos, de unas esponjas de hace 635 millones de años, se han hallado en Omán

Unos sedimentos hallados en unas rocas de Omán, en la península Arábiga, han servido para demostrar que los primeros animales que poblaron la Tierra, unas humildes esponjas marinas de la clase Demospongiae, vivieron mucho antes de lo que se pensaba y en unas condiciones ambientales frías. Según un estudio que hoy publica la revista Nature, el análisis de un estrato aflorado al aire libre ha permitido identificar unos fósiles –una forma modificada de esteroide producida por las esponjas– que tienen la friolera de 635 millones de años y son, por tanto, al menos 100 millones más viejas que en las hipótesis más conocidas. En definitiva, el origen de los animales no fue un resultado de la llamada explosión cámbrica de hace 540 millones. Ya lo predijo Darwin.

El estudio sugiere que en el Criogénico, un periodo geológico que concluyó hace 635 millones de años, las aguas poco profundas de las plataformas continentales contenían una concentración suficiente de oxígeno como para haber permitido la existencia de metazoos (animales pluricelulares). Eso sí, quizá contaron con la ayuda de alguna fuente termal de origen volcánico, puesto que en el Criogénico los glaciares se extendían por todos los continentes y es muy posible que gran parte de los oceános superficiales estuvieran congelados.

EL ANÁLISIS

Localizar fósiles de organismos tan sencillos, sin esqueleto ni nada parecido, no ha sido tarea fácil. La investigación, encabezada por Gordon Love y otros científicos de la Universidad de California en Riverside (EEUU), desarrolló un mé-
todo de análisis basado en la cromatografía de gases y la espectrometría de masas, dos técnicas de laboratorio para aislar moléculas. Los biomarcadores resultantes, dicen los autores del trabajo, son restos de las membranas celulares características del reino Animalia. Más exactamente, lo que encontraron fueron diferentes concentraciones de un esteroide con 30 átomos de carbono. "La única fuente conocida de estos biomarcadores son las demosponjas", escribe Jochen Brocks, de la Universidad Nacional de Australia, en un comentario en la misma revista Nature. No puede tratarse de algas.

Las primeras bacterias –y otras formas de vida unicelular– habían surgido mucho antes, posiblemente hace 3.500 millones de años, pero la biodiversidad experimentó a partir de entonces un letargo espectacular. Las plantas aún tardarían en aparecer más que los animales.

El hallazgo confirma las previsiones de Darwin. A mediados del siglo XIX se pensaba que el surgimiento del reino animal aconteció hace unos 540 millones de años, coincidiendo con la explosión de vida característica del Cámbrico. El naturalista británico argumentó que esta inusitada irrupción de las formas complejas no podría haber ocurrido tan de repente, sino que debía de haber sido más gradual. Ahora, el equipo de Love afirma que podría llegarse mucho más lejos. "Incluso hasta los 800 millones de años", declara.

 

 

Fuente http://www.elperiodico.com

Responder

Tu dirección de correo no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

*

Traducir »