Home / Noticias / La Comunidad reconoce daños ‘severos’ en la flora por las obras en la M-501

La Comunidad reconoce daños ‘severos’ en la flora por las obras en la M-501

La Comunidad de Madrid reconoce afecciones «severas» en parte de la vegetación y fauna de la zona de la M-501 después de las obras de desdoblamiento que ha llevado a cabo el Gobierno regional en esta vía conocida como ‘carretera de los pantanos’.

La Comunidad de Madrid reconoce afecciones "severas" en parte de la vegetación y fauna de la zona de la M-501 después de las obras de desdoblamiento que ha llevado a cabo el Gobierno regional en esta vía conocida como ‘carretera de los pantanos’.

Así se desprende del estudio ambiental sobre la carretera desde su nexo con la M-40 hasta su finalización en el límite con Castilla y León, en la provincia de Ávila, que ha realizado la Consejería de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid para enviar a la Comisión Europea.

En las conclusiones de dicho estudio, se recoge que la ampliación de la superficie de carretera para duplicar la vía "dará lugar a la necesidad de eliminar una serie de formaciones vegetales de diferente importancia que producirá diferentes tipos de afecciones en función de la importancia de las formaciones afectadas". De hecho, los lugares "más sensibles" son los asociados a las vegetaciones de alto interés natural y a hábitat de interés comunitario, incluyendo los prioritarios.

El informe destaca que han sido identificadas afecciones "severas" en encinares, bosques mixtos, bosques de ribera, hábitat de interés comunitario, enebrales, y muy severas en el castañar, que es hábitat de interés comunitario. "Estas afecciones son básicamente continuas a lo largo de toda la carretera, siendo especialmente notables en los tramos centrales", reconoce. <&P>

La fauna es la más afectada de forma también "severa o muy severa" de forma continua por todo el trazo dado que la carretera transcurre entre dos Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA’S), un Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), y un Parque Regional, todos ellos elementos que constituyen comederos de rapaces, nichos idóneos para especies piscícolas de alto interés, especies en peligro de extinción, como el topillo de Cabrera, o áreas de potencial cobijo para el lince ibérico.

En cuanto a los niveles de contaminación acústica y atmosférica, sin embargo, la Comunidad asegura que no se verán notablemente alterados tras la duplicación de la M-501, "puesto que se verán enmascarados en los niveles actuales".

Villaviciosa de Odón, Boadilla del Monte y Brunete son los municipios que se verán afectados en mayor medida y de forma severa su patrimonio histórico-artístico.

 

 

Fuente http://www.elmundo.es/elmundo/2009/02/08/madrid/1234118161.html 

Responder

Tu dirección de correo no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

*

Traducir »