Home / Artículos / La alimentación del perro es la base de su salud

La alimentación del perro es la base de su salud

La alimentación es la base de la salud de nuestro perro. Debe de ser equilibrada y adaptada a las necesidades de cada animal desde que son cachorros, y ajustar la cantidad y tipo de alimento dependiendo de sus necesidades en cada momento de su vida. La influencia de la alimentación en los animales La alimentación de las mascotas, al igual que en las personas, influye de una forma directa en su estado físico y anímico. A día de hoy, existen infinidad

Alimentación para perrosLa alimentación es la base de la salud de nuestro perro. Debe de ser equilibrada y adaptada a las necesidades de cada animal desde que son cachorros, y ajustar la cantidad y tipo de alimento dependiendo de sus necesidades en cada momento de su vida.

La influencia de la alimentación en los animales

La alimentación de las mascotas, al igual que en las personas, influye de una forma directa en su estado físico y anímico. A día de hoy, existen infinidad de posibilidades para alimentar a un animal de compañía. Podemos, desde prepararle alimento de un modo casero, hasta comprar piensos compuestos por sacos.

Dependiendo del tipo de animal, es más adecuado un alimento que otro, por lo que es importante que le asesore su veterinario.

La alimentación influye en:

  • La formación del animal desde que es concebido.
  • El desarrollo físico del mismo.
  • Su salud, y resistencia a enfermedades.
  • El aspecto de su pelaje o plumaje.
  • Su energía y vitalidad.

Una alimentación incorrecta puede causar:

  • Problemas intestinales.
  • Alergias de piel.
  • Engorde excesivo en animales castrados.
  • Problemas de corazón.
  • Problemas de riñón.
  • Otros (Cataratas, caída de pelo/pluma/dientes).

Como se puede ver, la alimentación influye de una forma directa en la salud de su animal. Esto no quiere decir que sus efectos se noten a corto plazo, pero a la larga, es muy apreciable.

Siempre le aconsejamos le pregunte a su veterinario sobre el pienso o alimento más adecuado para su animal, ya que hoy en día, existen piensos compuestos específicos.

Tipos de alimentación

A tu perro puedes alimentarle principalmente de dos maneras: de forma casera o de manera comercial.

Esta última es la más común debido a sus múltiples ventajas; no requiere preparación ni compra diaria, su almacenaje es limpio y cómodo, y una vez escogido el alimento adecuado a la edad, tamaño y actividad del animal, su alimentación será sana y equilibrada. Además existen piensos específicos para estados concretos del animal, como si son crías, o hembras embarazadas o lactantes.

Alimentación comercial

Dentro de la alimentación comercial, hay dos tipos:

  • Alimentos secos, como piensos compuestos y galletas. Es la más cómoda y barata y se conserva por más tiempo. En dicho caso es vital proporcionar agua suficiente al perro.
  • Alimentos húmedos: latas, embutidos, y suplementos líquidos. Más caros y de menor duración, pero más completos y más atractivos para el perro

Alimentación casera

La alimentación casera no es ni mejor ni peor, aunque sí la menos utilizada, debido a que requiere una mayor dedicación y conocimientos.

La preparación de una comida nutritiva y equilibrada requiere unos componentes basados en materias crudas, las cuales han de cocinarse y mezclarse en unas cantidades y de un modo concreto para que su cuerpo lo asimile adecuadamente. Alimentar a un perro de forma casera NO es darle las sobras. Tambíen ha de tenerse en cuenta que el precio es mas elevado, puesto que los piensos compuestos existen desde muy bajo coste.

Como alimentar a tu perro

Hasta que cumplen el medio año se les divide su ración diaria en tres comidas, siempre a las mismas horas, en el mismo comedero y en el mismo sitio. Después hasta los 12 meses se dividirán en mañana y noche. A partir de esta edad comerán una vez al día salvo que queramos engordarle, en este caso se le dará dos veces al día, ya que las digestiones son menos pesadas y se asimilan mejor los alimentos.

Es fundamental que siempre disponga de un bebedero con agua fresca. Debemos cambiarla frecuentemente. Si queremos darles algo de comida casera, siempre deberemos dársela después de que coma su pienso, para que este lo condicione y sepa que tiene que comer. Ya que si lo hacemos al revés, los perros mal comedores dejaran el pienso mientras se comen lo otro. El perro tiene que acostumbrase a comer en un tiempo establecido, a su hora le pondremos el comedero y lo retiraremos en 10 minutos, a no ser que el perro siga comiendo. Entonces se esperara hasta que deje de comer, así evitaremos que se pase todo el día picoteando.

Cuando nos preparemos para viajar con nuestro compañero, es conveniente que se encuentre en ayunas. Le podemos dar una o dos barritas nutritivas como las existentes para personas pero para perros y gatos. Cuando lleguemos al destino, deberemos dejar pasar un rato hasta darle de comer. No obstante el perro o gato siempre ah de tener agua a su alcance o abastecerle cada poco.

Seria muy fácil que debido al cambio de lugar, clima etc. nuestro compañero no coma como siempre. En ese caso no deberemos de preocuparnos pero tampoco deberemos de cambiar nuestra forma de alimentarle (darle de la mano, dejarle la comida mas de lo normal etc.). Si este comportamiento siguiese mas de dos días, sí se debería de acudir al veterinario.

Responder

Tu dirección de correo no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

*

Traducir »