Home / Noticias / El perro de San Roque se luce en Llanes

El perro de San Roque se luce en Llanes

Una exhibición de la escuela de adiestramiento de Víctor Cuesta y una feria canina congregaron ayer en La Portilla a decenas de aficionados y a 67 animales

noticias de perrosCuenta la leyenda que un perro visitaba a San Roque en una cueva para llevarle comida y lamerle las heridas. Y por eso los devotos llaniscos del santo de Montpellier no se olvidan de los canes a la hora de diseñar los festejos. Ayer, en La Portilla, desarrollaron un interesante programa que incluía feria de perros y una exhibición canina de la escuela de adiestramiento de Víctor Cuesta.
 
A la feria canina matinal llegaron 67 perros que fueron calificados por un jurado infantil. En el apartado de perros con pedigrí fue elegido mejor can ‘Maggie’, un Golden Retreiver de Celia de la Riva, mientras que ‘Xixón’, un San Bernardo de María Jesús Sánchez, se imponía en el segmento de raza sin pedrgí. Entre los perros cruzados ganaba ‘Coquén’, un Collie con varios encastes.
 
Noticias de mascotasTodos los perros que acudieron al recinto recibían un saco de pienso, un diploma y una medalla, mientras que los tres primeros de cada categoría se adjudicaban un trofeo.
 
Por la tarde llegó la ‘tropa’ de Víctor Cuesta, un adiestrador de perros muy conocido en la región con centros de enseñanza en las localidades de Colloto y Riaño, en Langreo. La primera explicación de Cuesta al público fue muy clara: «Cualquier perro puede ser adiestrado, pero no cualquier persona puede ser dueño de un perro». En su centro de trabajo lo que hace es «enseñar a los dueños sobre cómo tratar a los perros».
 
Y así, con canes de muy diferente pelaje y condición realizó una completa exhibición basada en ejercicios de obediencia, defensa y agilidad, así como infinidad de saltos y piruetas.
 
La actividad canina en la pista la fue salpicando Víctor Cuesta con la explicación de anécdotas y problemas. En concreto orientó sus críticas hacia «muchos Ayuntamientos» que incumplen las leyes al «no disponer de un censo de animales peligrosos».
 
Y es que un perro mordedor «puede causar serios problemas», mientras que un can abandonado «puede segar en un accidente de tráfico la vida de una familia de vacaciones».
 
Eso sí, cada día hay menos perros descontrolados por la obligación de «implantar un microchip». Ese artilugio llega a generar «más identificación entre el perro y su amo». Así de simple.
 
 
 

Responder

Tu dirección de correo no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

*

Traducir »