Home / Noticias / El CCMI utilizará animales transgénicos para buscar la cura del cáncer

El CCMI utilizará animales transgénicos para buscar la cura del cáncer

El Ministerio de Ciencia financia las nuevas instalaciones para empezar a investigar en 2010
Su técnica de terapia celular para tratar infartos ya se aplica en pacientes del Gregorio Marañón

El futuro es el tiempo con el que se conjugan los verbos en el Centro de Cirugía de Mínima Invasión ‘Jesús Usón’ (CCMIJU).

El pasado y el presente fueron sólo los peldaños que se escalaron para alcanzar el porvenir, siempre más allá, donde todos las palabras suenan nuevas y futuristas.

El nuevo escalón que se ha comenzado a ascender en este centro, situado en Cáceres, es el de la investigación de terapias para curar enfermedades que ahora nos dan miedo, como el cáncer, el alzheimer, o el parkinson.

Para ello utilizarán animales transgénicos (cerdos, ratas y ratones) en los que se habrá manipuldo el material genético con el fin de poder experimentar con seguridad nuevas técnicas y conocer con bastante aproximación cómo respondería una persona viva ante los nuevos procedimientos.

El inicio de esta investigación será «otro salto cualitativo» para el centro, destacó su director científico, Francisco Sánchez Margallo, ya que le permitirá situarse en el grupo de cabeza de instituciones que están ya experimentando con animales manipulados genéticamente, y atraerá más fondos a este organismo.

Nuevas instalaciones

Hasta ahora, el CCMIJU no había podido dar el salto hacia este tipo de investigaciones por carecer de las instalaciones adecuadas, explicó Sánchez Margallo.

La producción de animales transgénicos es cada vez más cotidiana por la manipulación genética, y estos suelen tener deprimidos sus sistemas inmunológicos, por lo que tienen que permanecer en instalaciones aisladas del resto, asépticos y esterilizados, con sistemas de filtrado y controles.

La preparación de estas instalaciones especiales ha sido finalmente financiada por el Ministerio de Ciencia e Innovación, que ha entregado al centro medio millón de euros para que inicie los preparativos necesarios en el animalario ya existente.

Estas instalaciones, en las que se guardan y se investigan nuevas técicas médicas con animales, cuentan con un área quirúrgica, que es como un pequeño y avanzado hospital, con su propia UCI, quirófanos perfectamente equipados, laboratorios, y todo tipo de aparatos para pruebas diagnósticas de alta resolución.

Personal del CCMIJU ha comenzado a formarse para poder atender y manipular de forma correcta los animales transgénicos, aunque en el proyecto también trabajarán investigadores ya más experimentados en estas técnicas.

La previsión es que todo pueda estar preparado para comenzar a trabajar en el verano de 2010, estima Sánchez Margallo. Sin embargo, aún queda un paso muy importante por avanzar para empezar los estudios: encontrar los socios adecuados para abrir las nuevas líneas de investigación, al igual que se hizo en otros proyectos anteriores, como el ensayo de terapia celular en el tratamiento de infartos, en el que se contó con el Hospital Gregorio Marañón, el Centro Nacional de Investigaciones Cardiológicas, o el grupo de Anatomía de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza.

Aplicaciones en pacientes

Candidatos no faltan, porque hay multitud de centros médicos, universitarios y de investigación que se han mostrado ya interesados en participar en estos proyectos, todos ellos concebidos para aportar resultados prácticos, que puedan aplicarse luego en los hospitales para la curación de estas enfermedades.

«Sea cual sea el proyecto que salga adelante, el del cáncer, o el del alzheimer o el parkinson, no abandonaremos la filosofía que aplicamos siempre en este centro, que es que toda la formación y la investigación que se desarrolle, tiene que tener una aplicación directa en los pacientes, por lo que no se trabaja, por ejemplo, en investigación básica, ni tampoco se imparte formación o cursos teóricos», justificó el director científico del CCMIJU.

Terapia celular

Un ejemplo de la aplicación de esta filosofía es el proyecto de investigación de terapia celular en el tratamiento de infartos, de cuyo éxito se están ahora beneficiando pacientes del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid, donde ya se han empezado a tratar con células madre a corazones dañados. «Con este tratamiento, los corazones infartados no se regeneran pero sí que recuperan parte de las funciones perdidas», aclaró Sánchez Margallo.

En la actualidad, el CCMIJU está a punto de firmar un convenio para participar en otro proyecto europeo de terapia celular que se desarrollará a lo largo de los próximos cinco años con otras entidades, públicas y privadas.

 

Fuente http://www.hoy.es/20090218/regional/ccmi-utilizara-animales-transgenicos-20090218.html

Responder

Tu dirección de correo no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

*

Traducir »