Home / Noticias / Educa a tu perro desde cachorro

Educa a tu perro desde cachorro

La falta de constancia y paciencia a la hora de educar a nuestro animal de compañía, la dejadez de los amos que pierden la paciencia y terminan por permitir a sus mascotas que hagan lo que quiera, son los posibles causantes en muchos casos de desequilibrios psíquicos en el animal, pero además perjudica a todos los que le rodean.

La falta de constancia y paciencia a la hora de educar a nuestro animal de compañía, la dejadez de los amos que pierden la paciencia y terminan por permitir a sus mascotas que hagan lo que quiera,  son los posibles causantes en muchos casos de desequilibrios psíquicos en el animal, pero además perjudica a todos los que le rodean.

Los ejemplos son variados y múltiples, pero el más apropiado quizás, es el de la persona que decide viajar con su mascota sin pararse a pensar en el comportamiento del animal ante situaciones o lugares diferentes, podíamos poner infinidad de ejemplos al respecto, pero solo párense y piensen lo que un perro nervioso “sin educar” podría hacer solo en una habitación.

Ya se pueden imaginar ¿No?

*      Ladridos a todas horas.
*      Intentos de mordeduras al mobiliario.
*      Ataques de irascibilidad y daños psicológicos en el perro.

La mala educación conlleva a infinidad de alteraciones en la personalidad de nuestra mascota, y acaba por hacer mella en el perro.
Aunque nos cueste creerlo, el principal culpable de que la mascota llegue a esta situación tan límite es exclusivamente del cuidador. El propietario tiene que poner en práctica unas normas básicas de educación cuando su mascota es un cachorro.
Las consecuencias de una mala educación en nuestra mascota con toda seguridad serán:

*      Situaciones estresantes.
*      Conductas nerviosas.
*      Hinchazón de ciertas zonas y enrojecimiento de la piel.

Las consultas de los veterinarios están repletas  de animales con problemas de comportamiento que son mera  consecuencia de una mala educación  recibida en el seno familiar. Los animales merecen recibir una educación firme y a la vez  cariñosa, no significando que seamos permisivos con su conducta. Para conseguir un perro educado lo ideal es inculcarle desde cachorro las normas que tiene que seguir, pero siempre buscando el equilibrio entre la permisividad y la rigidez.

Responder

Tu dirección de correo no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

*

Traducir »