Home / Noticias / Cirujanos de mascotas

Cirujanos de mascotas

Quirófanos, fisioterapia o rayos X están al servicio de los mejores amigos del hombre Los hospitales veterinarios tratan por igual pájaros de 600 gramos a elefantes de 700 kilos

Noticias de mascotasEl paciente se recupera favorablemente. Fue sometido a una operación tras sufrir un accidente a causa del cual se fracturó la columna y quedó paralítico. Sin embargo, la intervención ha sido un éxito y ahora está recibiendo un tratamiento de rehabilitación acuática. No es una persona, es Buck, un pastor belga malinoise que ejerce de perro policía en la unidad antidroga.

Como él, cientos de animales visitan cada día las clínicas veterinarias de Alicante. Perros, gatos, caballos y animales exóticos reciben tratamientos sanitarios con las técnicas más avanzadas. «La rehabilitación para animales hace veinte años era algo impensable, pero, ahora, los dueños lo ven como una necesidad, al igual que con los humanos», dice Manuel Alejandro Rodríguez, gerente de la policlínica San Vicente del Raspeig y cirujano de caballos.

A este singular hospital acuden tanto pacientes particulares como de zoológicos, perros policías y caballos de la Guardia Civil. «Los animales del zoo suelen tener problemas digestivos por el tipo de alimentación, que no es la misma que cuando están en libertad», asegura Rodríguez.

«La principal diferencia entre las operaciones a humanos y a animales, aparte de la anatomía evidentemente, es el volumen, tratamos pájaros de 600 gramos hasta elefantes de 700 kilos. Además, el paciente no colabora, no puedes pedirle que no se mueva o que guarde reposo», explica el cirujano. Por ello, los vendajes tienen que ser mucho más sólidos. «Si a una persona se le ponen siete capas de vendajes, a un caballo, por ejemplo, se le ponen quince», dice Rodríguez.

Además, con grandes animales como los caballos, no se puede aplicar una anestesia que dure mucho. «A la media hora se ponen de pie, si tardan mucho más pueden aparecer problemas musculares por la compresión de los músculos que pueden derivar en parálisis», advierte el gerente de la clínica.

Otro caso de clínica veterinaria donde se practican cirugías es el hospital El Cabo. «Atendemos a perros, gatos y animales exóticos como reptiles, hamsters o pájaros», cuenta Ana María Fisac, copropietaria de la clínica. Su marido, José Francisco Rodrígez, es gerente de la clínica y experto en cardio-respiratorio y neurología.

Golpes de calor

«Hay muy pocos hospitales veterinarios que cuenten con instrumental necesario para realizar intervenciones y por eso nos envían muchos pacientes», explica Fisac. El Cabo cuenta con ecógrafo, endoscopio, rayos X, esterilización y un quirófano, entre otras instalaciones.

En cuanto al precio, Fisac afirma que «varía mucho, depende del paciente y de la dolencia, pero lo valioso de cada sitio es la rapidez y los medios que se tienen para diagnosticar».

Fisac asegura que en verano las dolencias más comunes son por golpe de calor. «Si dejan en el coche al animal, con las temperaturas que tenemos aquí, bastan veinte minutos para que se dé un cuadro multisistémico que puede causar la muerte», advierte. Otro tipo de tratamientos son porque los perros se tragan anzuelos o por dermatitis. «Con el exceso de calor se rascan más y hay más probabilidad de infección», aclara la veterinaria de El Cabo.

En la clínica Raspeig, para los perros, las intervenciones más habituales son problemas degenerativos como la displasia de cadera o a consecuencia de atropellos, como es el caso de Buck. Estos animales tardan de dos a tres meses en recuperarse, con sesiones alternas cada dos días. «Si son de la provincia los traen sus propios dueños, pero si vienen de fuera se hospitalizan», aclara Manuel Alejandro Rodríguez.

«En este momento se están realizando dos operaciones, una de extirpación de tumores de mama a una perra y otra de fractura de cadera a un perro», explica el cirujano mientras nos acompaña a quirófano. Allí, tendido en la camilla descubrimos a uno de los pacientes mientras los veterinarios prosiguen su labor. «Los dueños advierten que algo no va bien cuando ven cambios en el comportamiento de sus animales», cuenta. En otra sala, junto a las cuadras se instala un aparato de rayos X para grandes animales. «Esta yegua respira mal, vamos a hacerle una radiografía de los pulmones para descubrir qué le ocurre», explica Rodríguez.

Tras las operaciones, los animales pasan un tiempo monitorizados y con suero en una zona acotada del hospital. Asimismo, se practican transfusiones de sangre de perros donantes.

Técnicas reproductivas

En la clínica San Vicente también se hacen otro tipo de intervenciones dirigidas a perros y caballos de competición. «Tenemos un programa de inseminación artificial para yeguas de carreras», explica el gerente. El procedimiento es fecundar el óvulo con semen congelado y transplantarlo a una «madre de alquiler», que gestará al potrillo. «De esta forma, la yegua no tiene que dejar de competir y, además, pueden tener más de un potro al año, que es lo habitual», dice el cirujano.

Un tanque acuático con una cinta andadora ayuda a los animales que sufren de problemas en las extremidades para que recuperen la movilidad.

«En el agua se mueven más fácilmente», cuenta una veterinaria mientras Buck comienza a moverse. «El agua está caliente», dice, «así que el perro está a gusto». Para evitar accidentes, los veterinarios ponen un chaleco salvavidas a Buck, pero, aún así, el nivel del agua no supera la altura de la cabeza del can. Buck ya está bastante recuperado -hace tres meses que le operaron- y puede realizar este tipo de ejercicios, pero empiezan con algo más fácil.

Unos balones medicinales en forma de ocho, donde los animales apoyan los cuartos traseros, les permite comenzar a apoyar las patas poco a poco, sin forzarles.

En el mismo complejo, de una extensión de 7.000 metros cuadrados, la clínica alberga un hotel para perros y gatos y una peluquería. «Cada área está totalmente separada, los animales del hotel tienen su zona, con sus jaulas y un jardín para que puedan correr, los que se someten a operaciones están en otra zona, las cuadras de los caballos en otra… incluso tenemos un área de aislamiento para pacientes con enfermedades contagiosas», explica el gerente de la clínica. Todo un complejo hospitalario para que sus mascotas disfruten de los mejores cuidados.

 

Fuente www.laverdad.es 

Responder

Tu dirección de correo no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

*

Traducir »