Home / Noticias / Cementerio de mascotas

Cementerio de mascotas

Para los amantes de los animales, existen varias formas de despedida recomendadas por los veterinarios, como la cremación.

Inevitable, muchas veces sorpresiva, pero siempre dolorosa, es la muerte de una mascota querida.

Desde un pez, pasando por perros, gatos, hasta animales de gran tamaño como caballos o elefantes, como recientemente ocurrió en el Zoológico de San Juan de Aragón, al morir requieren ser enterrados, incinerados o dispuestos en un sitio en donde no representen un riesgo sanitario.

El caso de la elefanta de 70 años, llamada Ciba, que muriera de causas naturales hace poco más de una semana y que ayer fue despedida, su destino fue el propio centro recreativo en donde las autoridades decidieron enterrarla, por el significado que tuvo al ser una de las fundadoras del parque animal en 1964.

Sin embargo, los ejemplares de las diversas especies que viven en zoológicos al perder la vida pueden tener diversos fines y apoyar investigaciones científicas, médicas, académicas y educativas.

En su mayoría, los esqueletos de estos animales son reconstruidos y exhibidos en museos, además de que se pueden disecar de manera legal.

“Los restos de animales que viven en zoológicos son propiedad de la nación, lo más seguro es que se vayan a universidades para estudios e investigaciones académicas, también se usa la osamenta”, explicó el veterinario de la UNAM , Enrique Fernández.

En cambio las mascotas caseras tienen otro destino, ya que son los propios dueños quienes deciden su destino final y dependiendo de los recursos, tiempo y medios para hacerlo, optan por la incineración, entierro y lamentablemente, muchos todavía los tiran a la basura o los dejan en zonas donde se descomponen hasta regresar al ambiente de manera natural.

Tradicionalmente, los peces son despedidos en los excusados o en alguna coladera, las aves en macetas de casa, gatos y perros enterrados en jardines u otros espacios, sin embargo, según el especialista en pequeñas especies es recomendable que sean incinerados.

“Lo mejor es la cremación, el servicio es bueno y dan la opción de recuperar las cenizas. Yo he mandado cremar desde canarios, hasta animales grandes”, explicó el médico Fernández en entrevista.

 

Fuente http://www.exonline.com.mx

Responder

Tu dirección de correo no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

*

Traducir »