Home / Noticias / ‘Bizkor’, el Indurain de los perros

‘Bizkor’, el Indurain de los perros

Bizkor es el Indurain de los perros. Este obediente, cariñoso e intuitivo pastor vasco de la variedad Gorbeia, de 9 años, ha hecho ya historia. Ayer logró su quinta txapela en el certamen internacional de habilidad de Oñati, cuatro de ellas consecutivas, llenando de orgullo a su preparador, el lazkaotarra Joxe Mari Jauregi, que pese a vivir en Ilarduia (Álava), insistió en sus raíces guipuzcoanas. «Tanto yo como mi mujer somos guipuzcoanos, y siempre me echan la bronca por no decirlo. Mi mujer es de la pastelería Gorrotxategi, de Beasain, lo que pasa es que nos fuimos a Ilarduia, al caserío de mi amama materna, donde vivimos».

noticias perrosBizkor es el Indurain de los perros. Este obediente, cariñoso e intuitivo pastor vasco de la variedad Gorbeia, de 9 años, ha hecho ya historia. Ayer logró su quinta txapela en el certamen internacional de habilidad de Oñati, cuatro de ellas consecutivas, llenando de orgullo a su preparador, el lazkaotarra Joxe Mari Jauregi, que pese a vivir en Ilarduia (Álava), insistió en sus raíces guipuzcoanas. «Tanto yo como mi mujer somos guipuzcoanos, y siempre me echan la bronca por no decirlo. Mi mujer es de la pastelería Gorrotxategi, de Beasain, lo que pasa es que nos fuimos a Ilarduia, al caserío de mi amama materna, donde vivimos».

El pastoreo y la venta de quesos son su vida y les ha dado muchas satisfacciones: las cinco txapelas caninas de Oñati y un buen número de premios queseros, entre ellos varias medallas de oro y plata en Inglaterra y Alemania. Así que no cabe duda que los Jauregi son una estirpe campeona.
Ayer lo dejaron claro en Oñati. Partían con la presión del ganador, con todas las miradas puestas en ellos, y quizá pagaron los nervios en las dos primeras pruebas, pero la txapela generalmente se decide en la tercera y última, la más difícil, en la que hay meter el rebaño en el redil y sacarlo en un plazo máximo de siete minutos. Sólo dos de los cuatro finalistas lo lograron: Izar, del abadiñotarra Kepa Ardanza y el propio perro ganador. Este sujetó mejor el rebaño, demostró más habilidad y obediencia y el jurado le premió con su quinta txapela. El pentacampeón logró 400 puntos, diez más que Izar (390). Ttiki, del campeón navarro Antonio Alustiza, tuvo que conformarse con la tercera plaza (326 puntos) tras encabezar las dos primeras pruebas. Riki, del pastor tetracampeón vizcaíno, Enrike Mendiguren, fue cuarto (324).
 

Responder

Tu dirección de correo no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

*

Traducir »