Home / Noticias / Asesinaron a vendedor supuestamente por el ladrido de unos perros

Asesinaron a vendedor supuestamente por el ladrido de unos perros

Como Carlos Gerardo Riera Graterol de 32 años de edad, fue identificado un ciudadano natural del municipio Cocorote, quien fue asesinado el pasado martes en horas de la tarde en la calle San Celestino del parcelamiento de San Antonio en Anaco, estado Anzoátegui, supuestamente luego de una riña con unos sujetos por los ladridos de unos cachorros.

Como Carlos Gerardo Riera Graterol de 32 años de edad, fue identificado un ciudadano natural del municipio Cocorote, quien fue asesinado el pasado martes en horas de la tarde en la calle San Celestino del parcelamiento de San Antonio en Anaco, estado Anzoátegui, supuestamente luego de una riña con unos sujetos por los ladridos de unos cachorros.

Sobre la víctima fue poco lo que se pudo conocer debido a que no se logró ubicar a los familiares del infortunado, quien aparentemente  residía en Cocorote.

De manera extraoficial se conoció que Riera Graterol se dedicada a la venta de CD’s en el Mercado de Anaco, y desde hacia unos tres meses tenía problemas personales con unos sujetos de apellido Jurrieta, presuntamente por el ladrido constante de unos caninos.

El infortunado, quien fue trasladado por unos familiares al Hospital Jesús Angulo Rivas, presentó tres perforaciones de perdigones en el intercostal derecho a causa de un disparo de escopeta.

Se pudo conocer que la víctima era padre de familia y tenía varios años residenciado en el referido sector fue asesinado por unos sujetos que fueron identificados como “Javier”, “El Nené” Jurrieta y “El Maracucho”, quienes se acercaron al lugar con una escopeta en la mano debido a que cada vez que pasaban frente a la casa del fallecido los animales les ladraban, lo cual les disgustaba a los mencionados sujetos, quienes intentaron  dispararle a los perros pero en ese momento  salió Riera, quien estaba en casa de un cuñado, y al ver lo que éstos pretendían hacer les reclamó, y luego de una corta discusión uno de los individuos le disparó dejándolo herido. Familiares del infortunado así como varios vecinos trataron de mediar para evitar que los presuntos homicidas le dispararan a Riera, pero éstos hicieron caso omiso.

Al sitio del suceso se presentó supuestamente una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de la  subdelegación Anaco, cuyos funcionarios iniciaron las respectivas investigaciones.

El cadáver de Riera fue trasladado ayer de Anaco a Yaracuy con la finalidad de que sus familiares le den cristiana sepultura.

 

Fuente http://www.eldiariodeyaracuy.com

Responder

Tu dirección de correo no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

*

Traducir »