Home / Noticias / “De los dueños depende la conducta de las mascotas”

“De los dueños depende la conducta de las mascotas”

La responsabilidad en la tenencia de animales es una de las causas principales por la que cada vez hay más perros callejeros en la ciudad. Cubrir sus necesidades básicas es el factor fundamental para su buen desarrollo.

perrosTener un perro en casa no es tarea sencilla. Responsabilidad y afecto son las necesidades básicas que los dueños deben mantener para con sus mascotas. De ello dependerá la conducta del animal en el seno familiar y con el resto de la sociedad. Un estudio de la Universidad Nacional del Nordeste así lo confirma.

Los factores tenidos en cuenta para la adopción de los animales resultan determinantes para la conducta de los perros, señala la investigadora Patricia Koscinczuk al analizar el comportamiento canino. Concluyó que cuanto más “pensada” sea la decisión de adoptar, mayores son las posibilidades de una buena adaptación del animal.

El informe fue publicado en la revista Ciencia y Técnica de la Unne y hace hincapié en el comportamiento del animal, en vista a los frecuentes inconvenientes que surgen de la conductas de éstos. De acuerdo con la veterinaria, es esta una de las causas por las que cada vez hay más perros y gatos en las calles.

Es decir, por mala conducta muchas mascotas son abandonadas o, directamente, ni siquiera adoptadas frente al temor de que resulten de alto temperamento. “La falta de responsabilidad en la tenencia afecta al bienestar de los animales de compañía y una manera de prevenirlas es poner en práctica los conceptos de tenencia responsable. Mucho se habla sobre le tema pero pocos entienden el alcance de la definición”, mencionó la profesional.

En este sentido explicó que se entiende por tenencia responsable a la obligación que tiene cada propietario de una mascota de cubrir las necesidades básicas del animal y hacerse cargo de los riesgos que puede representar su mascota para otros animales y el resto de la sociedad. En el caso particular de los perros, “se ha observado que, con frecuencia, los propietarios exhiben conducta paternal dirigida hacia sus mascotas, cuantas veces hemos escuchado decir: quiero a mi perro como un miembro más de la familia. No está mal que así pero es bueno que en esta relación se mantenga una comunicación con conocimiento de rituales específicos de la especie canina que permiten la cohesión del grupo conformado por la familia y el perro”.

Resaltó además, que la tenencia responsable comienza antes de la adopción. “No es indispensable que una familia tenga una mascota, pero una vez que se ha decidido adoptar una, es necesario que tengan en cuenta los principios de tenencia responsable” expresa.

Según Koscinczuk, el hecho de incorporar una mascota tiene que ser algo consensuado en el grupo familiar. Insistimos, no todas las familias están preparadas para educar y tener responsablemente a una mascota.

Algunos de los factores que intervienen en la decisión de adoptar tienen que ver con la composición del grupo familiar, el lugar donde va a vivir la mascota y el tiempo disponible para educarlo y darle atención.

 

Fuente  www.diariolarepublica.com.ar

Responder

Tu dirección de correo no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

*

Traducir »